POLITICA ANTECEDENTES DE SECHIN

Vínculos con Venezuela y Cuba, y en la mira de EE.UU. y Europa

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

En Estados Unidos y Europa se lo identifica como un aliado clave de Vladimir Putin, que lidera un ala dura en favor de un Estado más fuerte. Aunque no hay confirmación oficial, se cree que, al igual que el presidente ruso, comenzó sus primeros pasos en la poderosa agencia de espionaje soviética, la KGB. Este año, tras la anexión de Crimea, Estados Unidos y Europa eligieron a Sechin como uno de los blancos de sanciones, con el objetivo de golpear a Putin por el conflicto en Ucrania.

Oficialmente, fue traductor diplomático en Mozambique y Angola durante la década del 80, pero muchos creen que realizaba tareas de inteligencia y que allí mantuvo sus primeros contactos con Cuba, cuando el país centroamericano participaba activamente en la guerra civil angoleña, en favor de las facciones prosoviéticas.

Fue segundo de Putin entre 2008 y 2012, cuando éste cedió la presidencia a Dimitri Medvedev y tomó el cargo de primer ministro –estaba impedido por la Constitución de acceder por tercera vez a la primera magistratura–. En esa época, Sechin fue ubicado en el ranking de la revista Forbes como el segundo hombre más poderoso de Rusia y uno de los cuarenta más importantes del mundo, por encima del propio Medvedev. Desde 2008, impulsó la vuelta de Rusia al continente americano y despertó preocupación en los EE.UU., según mostraron documentos diplomáticos. Sechin cerró acuerdos de energía y militares con Cuba, Nicaragua y Venezuela. También estuvo presente en los primeros cónclaves bilaterales con la Argentina y distintas fuentes indicaron que conoció a Cristina Kirchner ese mismo año. Fue la cara visible de las relaciones de Rusia con Venezuela, y representó al país durante el entierro de Hugo Chávez.

La filtración de cables diplomáticos norteamericanos por parte de WikiLeaks ofreció un pormenorizado cuadro sobre su rol en algunos acuerdos delicados, como la venta de misiles a Venezuela, además de sindicarlo como el gestor de los tratados de cooperación en América Latina. En 2008, un informe de la empresa privada de inteligencia Stratfor indicaba que era “el líder informal del clan siloviki (hombres del poder en ruso), compuesto por ex militares e integrantes de las fuerzas de seguridad que defienden un fuerte rol estatal en la economía”.



Aurelio Tomas