POLITICA

Vuelve al Congreso el clásico de cada año: la pelea por el Presupuesto

Con números cuestionados, la oposición rechaza el proyecto oficialista. Las cifras que el Gobierno pretende imponer para los últimos meses de la gestión Kirchner. 

Foto:Cedoc

Hoy se abrió, en una sesión especial en la Cámara de Diputados, el debate por el presupuesto 2015. Pese a las criticas opositoras, desde el oficialismo esperan imponer su mayoría para aprobar el proyecto, enviarlo al Senado y sancionarlo.

Presentado por el Jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, y el ministro de Economía, Axel Kicillof, el presupuesto proyecta un crecimiento del Producto Bruto Interno del 2,8%, una inflación anual del 15,6%, un dólar clavado en $ 9,45 y un superávit fiscal de 9.197 millones de dólares.

Según el proyecto, el Gobierno recibiría ingresos que superarían el billón de pesos, pero sus gastos rondarían la misma cifra. Del mismo modo, el Gobierno cree que el año próximo ingresarán al país US$ 83.420 millones en concepto de exportaciones, unos 10 mil millones más de lo que calculan que irán del país por las importaciones. 

Los impuestos, la otra pata fundamental de la recaudación, aportarían al Estado 1.296 mil millones de pesos. De ese astronómico número, el 22,4% vendrá del impuesto a las Ganancias; el 27,7% del IVA, el 10,6% por el comercio exterior y un 6,6% gracias a la ley del cheque.

Servicios sociales. Este es uno de los ejes centrales del kirchnerismo y por eso recibirá la cifra más importante: el 58,7 por ciento del presupuesto se irá en asistencia social. De ese número, cerca del 28% será otorgado por el Ministerio de Trabajo y Seguridad Social para moratoria previsional, Asignación Universal por Hijo, planes sociales y aumento en jubilaciones.

Ministerio por Ministerio. Durante el 2015, los recursos de la cartera laboral serán de $ 456.283,6 millones, casi un 28% más que este año, mientras que Desarrollo Social recibirá 69.348 millones de pesos con un aumento del 29,9%.

Asimismo, se asignarán $ 68.979,9 millones para las áreas de Defensa y Seguridad, mientras que los fondos destinados al funcionamiento de la Administración Gubernamental serán de $ 77.564 millones de pesos, con un aumento del 25,4% interanual. 

Los que no le ganaron a la inflación. En materia legislativa, el Gobierno piensa gastar unos $ 8.153 millones para financiar al Congreso, lo que representa un aumento del 10,6%. Otro organismo que sale perdiendo es el Poder Judicial, cuyo monto presupuestado será de $12.843,5 millones de pesos, una cifra que aumentó sólo el 12,5%, lejos de la inflación.

Deuda. Finalmente, para la deuda pública, el Gobierno piensa destinar $ 96.432,2 millones, con un crecimiento del 14,9% interanual. Además, 10.500 millones de pesos se usarán para cancelar deudas previsionales.


Redacción de Perfil.com