POLITICA CAUSA NISMAN

Vuelven a reclamar que Fein se aparte de la investigación

Los camaristas Marcelo Lucini, Mario Filozof y Luis Bunge Campos escucharon ayer los argumentos de los abogados de la querella, Juan Pablo Vigliero y Manuel Romero Victorica, que buscan que la investigación por la muerte de Alberto Nisman pase a manos de la jueza Fabiana Palmaghini, quien la delegó desde el inicio a la fiscal Viviana Fein. El fiscal general Ricardo Sáenz adhirió al pedido. Los jueces tendrán cinco días para definir el rumbo de la causa.
La audiencia contó con la presencia de Sandra Arroyo Salgado, quien permaneció en silencio durante las exposiciones, incluida la de Maximiliano Rusconi, el abogado de Diego Lagomarsino, único imputado en la causa. La asistencia del defensor del técnico en computación provocó el rechazo de la querella, que exigió que el penalista se retirara de la sala.
Tras un cuarto intermedio, los jueces decidieron hacer lugar a la defensa del técnico de computadoras. Tanto la querella como el fiscal Sáenz creen que el ex empleado de Nisman debe estar imputado formalmente en la causa que aún permanece caratulada como N/N, es decir, sin autores.
Los abogados de Arroyo Salgado arremetieron contra la investigación de Fein para que sea Palmaghini –también presente entre el público– quien tome el timón.
La postura de Sáenz habría provocado inquietud en la fiscalía que dirige Fein. Si bien no la critica, creen que no la respalda. En su pedido, el fiscal general destacó las circunstancias en las que apareció muerto Nisman. “El fiscal que investigaba el atentado a la AMIA apareció en el momento indicado con un balazo en la cabeza, pocos días después de haber formulado una denuncia de encubrimiento contra la Señora Presidenta de la Nación y otros funcionarios del Gobierno Nacional”, escribió. Además, hizo hincapié en “la confusión de roles en el proceso y la necesidad imperiosa” de que se ponga fin a esta situación.
Rusconi defendió la investigación. “La querella critica a la fiscal sin argumentar en qué actuó mal”, dijo en declaraciones a Radio del Plata. “Hoy que no hay elementos que permitan suponer que en el lugar del hecho participó una segunda persona, esto lleva agua al molino del suicidio; ahora hay que ver si fue un suicidio inducido”, indicó.
Mientras tanto, Estela Andrades, la fiscal que reemplaza a Fein –de licencia por el fallecimiento de su madre–, firmó ayer la ejecución de la reproducción del disparo que mató a Nisman.

Cecilia Di Lodovico