POLITICA EL EMPRESARIO QUE CRECIO A LA SOMBRA DE RANDAZZO

Wassi también quiere quedarse con el negocio de las cámaras de seguridad

Eduardo Wassi es uno de los aspirantes a quedarse con el lugar de Mario Montoto, quien en pocas semanas dejará Global View. Además lo investigan en Mar del Plata por una licitación.

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc

El empresario Eduardo Wassi, que acompañó durante una década a Florencio Randazzo en su crecimiento político como una sombra detrás de las licitaciones, apuesta a otro codiciado negocio con el Estado: las cámaras de seguridad ciudadanas.

PERFIL reveló el domingo la historia de Wassi, un meritorio de la Universidad Tecnológica Argentina (UTN) que se convirtió rápidamente en contratista millonario del Estado gracias a sus contactos políticos, especialmente con Randazzo, durante su paso por el gobierno bonaerense (2003-2007) y luego en el Ministerio del Interior. Wassi consiguió sus primeros contratos gracias a Lourdes Giménez, la contadora de confianza de Randazzo desde 2004, hasta su repentina salida en 2012.

Wassi, titular de Dinatech SA, suma múltiples negocios con el Gobierno: la venta de computadoras; la instalación de terminales y centros de atención del Ministerio del Interior para el nuevo DNI y pasaporte; como así también equipamiento, y soporte general de los shoppings de Capital y Gran Buenos Aires donde se realizan trámites de documentación; el Piso Tecnológico –la plataforma de conexión en todo el país– de la Dirección de Migraciones y del Plan Conectar Igualdad (Anses); y las carteleras informáticas del Sarmiento, entre otros.

También realiza monitoreos de seguridad en la provincia de Buenos Aires, Santa Fe, Mendoza, Capital Federal y La Plata, según la web de Dinatech. “No somos fenómenos vendiendo cámaras. Los hardware son caros e importados, y hay trabas a las importaciones”, admitió Wassi ante la consulta de este diario.

Pero por su incursión en este negocio, Dinatech ya estuvo en la mira de la Justicia. El fiscal Juan Manuel Pettigiani investigó la licitación en Mar del Plata para la instalación de mil cámaras de seguridad. El contrato fue otorgado a la empresa Global View por $ 111.270.300. Dinatech fue su única competidora. Ofertó el mismo servicio por $ 129.447.552 y finalmente perdió. Los números dan un índice de la magnitud de este negocio.

El 85% de las acciones de Global View pertenece a la filial argentina de NEC. Las sospechas del fiscal apuntaban a una licitación irregular debido a que el municipio habría puesto trabas a otras dos empresas para que participaran, y porque NEC tiene negocios con Dinatech. En otras palabras, en la fiscalía creen que la adjudicación podía estar arreglada. Wassi aclaró: “En la licitación de Mar del Plata, nos matamos con NEC por ese contrato y perdimos”. Pero admitió que ambas empresas son socias en varios proyectos millonarios. También dijo a PERFIL que su principal cliente en los Estados Unidos, donde Dinatech comenzó a instalarse en 2011, es NEC. Para crecer en el negocio de las cámaras de seguridad, una alianza con la filial argentina de NEC sería la vía de acceso. En las próximas semanas, el fundador de Global View, Mario Montoto, que conserva el 15% de las acciones de esa firma, plasmará su salida de la empresa líder en cámaras de seguridad. Varios competidores están a la expectativa del retiro, enfrentado con Cristina Fernández de Kirchner.

Los negocios entre NEC y Dinatech no sólo son en los Estados Unidos. Entre 2012 y 2013, NEC argentina vendió las notebooks del Plan Conectar Igualdad a la Anses y contrató a Wassi por el servicio técnico de las computadoras. Este año, el Estado comenzó a hacerse cargo del servicio técnico y Diego Bossio aprobó la licitación a favor de Dinatech. En lo que va del año, la empresa ya facturó $ 38 millones por ese contrato, como reveló este diario.

 

El juez Di Giorgi ya tomó la denuncia

Tras la investigación de PERFIL, Florencio Randazzo y Eduardo Wassi fueron denunciados ante la Justicia federal por el dirigente Ricardo Mussa. La causa quedó a cargo del juez Marcelo Martínez di Giorgi y el fiscal Ramiro González. También fue denunciado Amado Boudou, quien entregó negocios al empresario desde la época en que era funcionario en la Anses.

Wassi ganó contratos y licitaciones en distintos ministerios por casi $ 134 millones entre 2010 y 2013. Pero eso es sólo lo que está publicado en el Boletín Oficial. El Estado no informó todo. Un documento de un organismo de la ONU, que prestó financiamiento para planes de gobierno, demuestra que sólo en 2011 facturó más de US$ 16,8 millones por contratos con el Estado. Gran parte de esos millones fueron en el marco del proyecto de Randazzo para los nuevos DNI y pasaportes.

Dinatech incursionó en el negocio de la digitalización de documentos y licencias de conducir cuando Randazzo estaba a cargo de esos proyectos en la gobernación bonaerense. Ese mismo esquema de negocios fue replicado a nivel nacional cuando el funcionario llegó al Ministerio del Interior.



Emilia Delfino