POLITICA REACCION ANTE LAS NOVEDADES

“¿Y yo qué tengo que ver?”, dijo desde Praga Aníbal Fernández

El ex jefe de Gabinete dijo que no le importa si Pérez Corradi llegara a involucrar a políticos por el triple crimen de la efedrina.

Foto:twitter

La foto de Aníbal Fernández en el VIP del aeropuerto de Ezeiza el viernes por la noche circuló muy rápido por las redes sociales ni bien se conoció la noticia de que Ibar Pérez Corradi había sido detenido en Paraguay, aunque luego su arresto fue puesto en duda. La vinculación entre ambos que hicieron Martín Lanatta y Juan José Salerno en el marco de la causa que investigó el triple crimen de General Rodríguez, sumado a las denuncias públicas de Elisa Carrió y Mariana Zuvic, dejaron en medio del escándalo al ex jefe de Gabinete.
Ayer, Aníbal Fernández explicó el motivo de su viaje: “Estoy en Praga (República Checa) de vacaciones”, escribió a través de Whatsapp ante la consulta de este medio. Ante la novedad de Pérez Corradi, supuesto instigador del homicidio de Leopoldo Bina, Sebastián Forza y Diego Ferrón, se preguntó: “¿Yo qué tengo que ver? Estupendo que lo detengan y vayan a fondo, no es tema mío”.
Aníbal contó que volverá de sus vacaciones en una semana. Ante la pregunta de si la caída de Pérez Corradi podría involucrar a dirigentes políticos, como señaló su abogado, el ex funcionario estalló: “A mí me chupa un huevo”.
Pérez Corradi, sindicado como el instigador del triple crimen de la efedrina, estaría en Paraguay. El hasta ahora prófugo lleva 45 meses sin ser localizado y cuenta con pedido de captura internacional.

Esta semana, su ex esposa, Liliana Aurehhuliu, denunció que la Policía Bonaerense efectuó un violento allanamiento en su casa de la localidad de Don Torcuato, partido de Tigre. La mujer consideró el procedimiento como un “apriete” para que el prófugo se entregue.
En el programa de televisión Periodismo Para Todos, el condenado por el triple crimen, Martín Lanatta, apuntó a Aníbal Fernández como el autor intelectual del crimen y buscó despegar a Pérez Corradi. Dijo, en la entrevista, que el señalado como “La Morsa”, durante el juicio oral, era el ex jefe de Gabinete. Y lo ratificó luego ante la Justicia. Pero su testimonio fue puesto en duda desde el kirchnerismo por haber demorado varios años después del juicio para decirlo. “Es un criminal convicto”, afirmó en su momento Fernández.
Durante el proceso judicial no hubo elementos para involucrar a Fernández con la autoría intelectual. Pero sí algunos testigos lo mencionaron en el contexto del negocio de la efedrina. El ex funcionario siempre negó cualquier vínculo con el caso. Sin embargo, el kirchnerismo fue salpicado por el crimen dado que entre los aportantes de campaña de 2007 que llevó a Cristina Kirchner a la Presidencia estaba Sebastián Forza, una de las víctimas, a través de su droguería. Y no era la única empresa del rubro que figuraba en la lista.

*De la redacción de Perfil.com



Ramón Indart