POLITICA


Ya comenzó la danza de los candidatos para suceder a Malcorra en Cancillería

Sería la primera baja del gabinete. Dirigentes radicales y del PRO están en carrera.

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc

Ella aún insiste en que espera la decisión del presidente Mauricio Macri. Pero entre el 26 y el 27 de mayo la canciller Susana Malcorra será presentada como candidata a secretaria general de la Organización de las Naciones Unidas (ONU). Será su parada porteña en medio de una megagira mundial, que realiza en su doble condición de candidata y representante de la Argentina. El primer mandatario cumplirá así con el pacto de caballeros que había logrado ese “fichaje” internacional en su gabinete. Ella ya ha cumplido con creces su parte: reinsertar a la Argentina en los circuitos internacionales.

La postulación abrió el juego de especulaciones sobre posibles candidatos a sucederla, si efectivamente logra ser elegida y parte en noviembre con el fin de asumir un mes después.

Más allá de la intención de los señalados, los nombres que suenan con más insistencia son el ex senador Ernesto Sanz; el titular del Consejo Argentino de Relaciones Internacionales (CARI), Adalberto Rodríguez Giavarini; el embajador ante el Vaticano, Rogelio Pfirter, y el secretario de Asuntos Estratégicos, Fulvio Pompeo.

El radical Sanz es quien cuenta con menos experiencia específica, pero es uno de los armadores claves de la coalición gobernante. También debe recordarse que conformó, como parte de su candidatura en la interna de Cambiemos, un equipo de expertos en política exterior que hoy ocupa los principales puestos de la Cancillería de Malcorra. Por ahora, el ex presidente del radicalismo se mantiene ajeno a los primeros planos de la política, pero tiene el reconocimiento permanente del Presidente.

El economista Rodríguez Giavarini tiene una larga trayectoria internacional que incluye haber ocupado el puesto de canciller durante el gobierno de la Alianza. Además, el CARI que él preside desde 2007 ha sido un apoyo clave de Malcorra y muchas de las políticas seguidas por la canciller han sido continuidad de su gestión. Su nombre suena en representaciones extranjeras y tiene excelentes contactos con la Iglesia (participó del viaje del Papa con líderes judíos y musulmanes a Israel). Otro dato: el actual jefe de Gabinete de Malcorra, Raúl Villagra Delgado, cumplía la misma función durante su gestión.

Por el lado del PRO, Pfirter es el candidato con más experiencia diplomática y tiene el rango de embajador desde 1992. Formó parte de los equipos técnicos del partido en la campaña y asumió el puesto clave en el Vaticano. Dirigió la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) entre 2002 y 2010. En 2009 sonaba como número puesto para dirigir la máxima entidad internacional para el control de la proliferación nuclear, pero fue vetado por Cristina Kirchner.

La terna se completa con Pompeo, quien ofreció a Macri una fuerte proyección exterior como jefe comunal porteño desde la Subsecretaría de Relaciones Internacionales. Antes hizo carrera en la Cancillería y llegó al rango de embajador. Asumió los cargos más importantes durante la dirección del ministerio de Carlos Ruckauf, antes de sumarse al proyecto macrista. Tiene fuertes contactos internacionales y desde diciembre pasado ocupa la Secretaría de Exteriores, creada a su medida, en Presidencia. Participó de todas las giras internacionales del Presidente y estuvo en casi todas las reuniones de Macri con jefes de Gobierno y Estado.



Aurelio Tomas