POLITICA MULTITUDINARIA CONVOCATORIA EN PLAZA DE MAYO CONTRA EL GOBIERNO


Yasky advirtió que "empezó la cuenta regresiva del paro nacional"

El secretario general de la CTA señaló que le dirán al Gobierno que "hasta aquí llegó el ajuste".

Yasky en el cierre de la Marcha Federal
Yasky en el cierre de la Marcha Federal
Foto:DyN
El secretario general de CTA, Hugo Yasky, advirtió esta tarde que "empezó la cuenta regresiva" para la convocatoria de paro nacional de "las centrales sindicales del país" para decirle al gobierno que "hasta aquí llegó el ajuste".

En el acto central de la Marcha Federal en la Plaza de Mayo, Yasky señaló que "la unidad" sindical "crece y se hace fuerte" y señaló que se está "en el camino de la construcción del sujeto colectivo que va a poner la agenda social que el gobierno se niega a discutir".

Asimismo remarcó que con esta protesta vienen a "demostrarle a los cipayos que tenemos patria, que tenemos dignidad" y que "la Argentina no se rinde". 

"La Argentina va a cambiar porque este pueblo no se arrodilla frente al poder económico y ante la represión", subrayó el jefe sindical ante una multitud que concentró frente a la Casa de Gobierno.

En este contexto, el dirigente reclamó "reabrir las paritarias" porque "no queremos un bono para llegar a fin de año". "No somos nosotros los que ponemos palos en la rueda. Al presidente que suele padecer un estado de sordera y ceguera le pedimos que no siga leyendo el diario de Yrigoyen", expresó.

Yasky resaltó que "queremos salarios dignos, empresas que funcionen, pueblo que pueda comprar, economía que se mueva". El docente consideró que "el liberalismo y el neoliberalismo quiere dividido, roto" al "campo popular", pero agregó que "si ellos nos logran dividir van a lograr dominarnos".

"Si construimos la unidad con la convicción de que esa unidad es para la lucha, si esa unidad la construimos, somos invencibles", agregó.
Además, el jefe de la CTA se comprometió a "dar batalla en el sector público y privado para que no haya ni un solo despido más" y remarcó la necesidad de "discutir la emergencia ocupacional para que ni un solo trabajador quede en la calle".

"Empezó la cuenta regresiva de ese paro nacional convocado por todas las centrales sindicales del país para decirle al gobierno que hasta aquí llegó el ajuste", concluyó Yasky.