POLITICA CRITICAS A CLARIN

Zaffaroni defendió su libro en el que justificó el golpe de Estado

PERFIL COMPLETO

Foto:Juan Obregon
“Clarín se está cobrando el voto por la constitucionalidad de la Ley de Medios”. Con estas palabras contestó Eugenio Raúl Zaffaroni a la polémica que se abrió cuando se dieron a conocer párrafos enteros de su libro Código Penal Militar –escrito en colaboración con Ricardo Juan Cavallero en 1980, cuando aún gobernaba la Junta Militar que había tomado el poder en 1976–. Hasta el momento, sólo se habían señalado referencias al carácter del controversial texto, que es inhallable en bibliotecas de acceso público o librerías.
El ex juez de la Corte Suprema, de estrecha ligazón con el kirchnerismo, podría ser elegido este martes como miembro de la Corte Interamericana de Derechos Humanos, con sede en San José, Costa Rica. En un diálogo con César Mascetti por Radio del Plata, justificó su libro: “Estábamos demostrando que con el código de justicia militar, si se aplicaba racionalmente, no podían justificar ninguna de las atrocidades que se estaban cometiendo”.
Sin embargo, algunos extractos del libro plantean una justificación jurídica para el golpe de Estado. “(Cuando) la conmoción interior alcance un grado tal que la autoridad del lugar no pueda evitar estragos (y) el peligro de afectación masiva y grave de bienes jurídicos tales como la vida, la propiedad, etc., sea inminente e inevitable por la autoridad local. De allí surge la posibilidad de que la autoridad militar asuma el gobierno o el mando de una parte del territorio”. El libro, un largo ensayo que plantea aspectos dogmáticos de la Justicia castrense, señala que en situaciones excepcionales provocadas por una “necesidad terribilísima”, el carácter de las acciones militares adquiere ribetes extraordinarios que permitirían el uso de bandos militares (decretos) y también la aplicación de la pena de muerte. La conocida trayectoria de Zaffaroni como juez garantista provocó que el conocimiento de estas tesis causara sorpresa.
Del mismo modo, los extractos del libro que justifican que las relaciones homosexuales en el ámbito militar sean ilegales –apoyados en que “el conocimiento de esa conducta afectaría la imagen pública de las Fuerzas Armadas y la confianza que ellas deben gozar por parte de los habitantes de la Nación”– contrastaron con la imagen progresista del ex juez. “En el año 1980, cuando se escribió el libro, eso era inadmisible –explicó Zaffaroni–. La cultura cambia totalmente; 35 años no han pasado en vano”.

Diego Rojas