POLITICA CASO AMIA

Memorándum con Irán | CFK, Timerman y Zannini pidieron la excarcelación ante la Cámara Federal

Los pedidos de las sendas defensas fueron realizados frente a la Sala de Feria de Apelación y luego de que los requerimientos fuesen rechazados en primera instancia por Bonadio.

Héctor Timerman/Cristina Fernández de Kirchner/Carlos Zannini
Héctor Timerman/Cristina Fernández de Kirchner/Carlos Zannini Foto:NA

El exsecretario Legal y Técnico de la Presidencia Carlos Zannini volvió a pedir este lunes a través de su abogado la excarcelación ante la Cámara Federal, en el marco de la causa por presunto encubrimiento de la investigación del atentado a la AMIA. Minutos después, hizo lo mismo Graciana Peñafort, abogada de la expresidenta Cristina Fernández de Kirchner y del excanciller Héctor Timerman, quien solicitó sendas excarcelaciones para sus defendidos.

La letrada explicó a Perfil que la apelación de los procesamientos y el pedido de prisión preventiva, que pesa sobre sus defendidos, se fundamenta en que "no se dan ninguna de las condiciones para dictar la prisión preventiva". Más específicamente, la integrante del Bufet RHP abogados sostiene que hay tres argumentos en los que se basa su petición: "Primero que el código procesal establece que la eximición corresponde siempre que no haya penas mayores a 8 anos y la pena máxima para Cristina Fernández de Kirchner y Héctor Timerman es de 6 años por encubrimiento agravado". "Está por debajo del tope que se establece para la prisión", indicó.

Además, Peñafort afirmó que la petición también se fundamenta en "las múltiples irregularidades que ha tenido el procesamiento y la instrucción llevada adelante por el juez Bonadio". "Finalmente, la negativa de llevar adelante las pruebas que podrían desincriminar y finalizar los procesamientos" de sus defendidos.    

Zannini. El nuevo pedido del abogado Mariano Fragueiro Frias es ahora frente a la Sala de Feria de la Cámara Federal y luego que fuese rechazado en primera instancia por el juez Claudio Bonadio considerando de que, de estar en libertad el exfuncionario podría “obstaculizar la investigación”. Bonadio señaló que Zannini y otros de los imputados mantuvieron “relaciones con diversos sujetos, incluso a nivel institucional” y que ello podría “implicar la existencia de vínculos para obstaculizar la investigación”. 

El juez fue quien detalló que “este imputado y sus consortes de causa permanecieron un prolongado periodo en la más alta esfera de influencia del poder estatal”, es por ello que “puede sostenerse fundamentalmente que poseían determinadas capacidades que incrementan su potencial tanto para evadirse como para dificultar la producción de pruebas”. 

Según Bonadio hubo un incendio en Casa Rosada en el que “se perdieron los registros de aproximadamente 130 mil visitas realizadas en el período investigado”. Por último, recordó también que quedan pendientes medidas de prueba como el análisis de más de 130 mil correos del Ministerio de Relaciones Exteriores y unos 120 mil de la Procuración del Tesoro de la Nación.  La defensa de Zannini fue la que sostuvo ante la Cámara Federal que no hay riesgo de entorpecimiento de la investigación porque la misma está agotada en función que Bonadio ya dispuso su clausura y próximamente elevará a juicio el caso.