Publicado en edición impresa de LA PRESIDENTA Y SU NUEVA IMAGEN  

Cristina Kirchner apareció con una renovada y estilizada figura

Esta semana, pasó de imponer temas en la política a hacerlo en una cuestión frívola: estrenó leggings, que develaron un cambio estético.

Galería de imágenes.

Evolución. La Presidenta a través del tiempo fue modificando su vestuario. Los pantalones amplios fueron un ítem siempre presente. El viernes lució leggings. Según expertos, Cristina pudo haberse sometido a tratamientos estéticos no invasivos. | Foto: Cedoc

Adelgazar mágicamente. Eliminar ese rollito que tanto molesta, que eso no implique esfuerzo ni dieta alguna y, en lo posible, sin recurrir al bisturí. Sin dudas, éste es el sueño de cualquier mujer que desea verse bien. Cristina Kirchner no es la excepción. Coqueta, la Presidenta supo llevar bien su imagen a lo largo de su vida. Pero los años no vienen solos.

El viernes último, en un acto en Ezeiza, Cristina sorprendió con cierto look juvenil y una elección de vestuario que dejó ver una inédita y moldeada figura que llamó la atención a más de uno. Respetando rigurosamente el luto, lució unos leggings negros, una prenda no tan protocolar que hasta el momento nunca había usado.

Se sabe: Cristina suele caminar una hora diaria todos los días, es de cuidar su salud con las comidas y el tema de la imagen ha sido siempre una obsesión. Sin embargo, este vestuario inusual dejó ver unas piernas más estilizadas, que, según especialistas consultados por PERFIL, pueden tener que ver con algún plan estético específico que ella esté realizando para lograr ese resultado.

Esculpida. El tratamiento que hoy marca tendencia en todo el mundo tiene un nombre: CoolSculpting. Aprobado por la FDA (Food and Drug Administration) de Estados Unidos y su par europeo, éste es un procedimiento simple que logra disminuir hasta el 40% de la grasa de forma definitiva, ideal para piernas, caderas, cintura, espalda y abdomen en hombres y mujeres de entre 40 y 65 años.

A través de un tratamiento no invasivo, se reduce la grasa corporal utilizando frío. “Este método de enfriamiento controlado se llama criolipólisis y es efectivo para remover las células grasas sin dañar otros tejidos. Durante el procedimiento, un aplicador administra enfriamiento preciso y controlado para alcanzar y eliminar las células grasas en áreas específicas mediante un proceso natural denominado apoptosis”, explica a PERFIL Silvana Dato, nutricionista especialista en dermatocosmética.

Luego de tres meses de haber realizado el procedimiento de criolipólisis, las células grasas cristalizadas degeneran y son eliminadas del cuerpo en forma natural. Los resultados son visibles y naturales. “No posee contraindicaciones, no duele, pero es fundamental realizar la correcta elección del paciente ya que no funciona en personas demasiado delgadas ni demasiado obesas. No requiere tiempo de recuperación, anestesia ni pinchazos, y se puede realizar en cualquier época del año”, apunta Dato.

Se realiza generalmente en una sesión que dura aproximadamente una hora; algunos pacientes pueden requerir una o dos aplicaciones adicionales de igual duración. “Se pueden reducir hasta dos centímetros por sesión”, arriesgan los cirujanos, en general.

En Argentina, este procedimiento tiene un precio base de unos 3.500 pesos. “Si uno quiere trabajar varias partes del cuerpo, el precio aumenta, aunque se puede hacer un combo que termina siendo más barato”, agrega Dato. “El paciente se recuesta en una camilla y se le conecta una especie de chupete que deja como prensada la zona de grasa que se quiere eliminar, todo esto a una temperatura de 2 grados, dependiendo siempre de la sensibilidad del paciente”.

Los especialistas aseguran que es probable que la Presidenta haya hecho este tratamiento o alguno similar. “No me extrañaría, es posible –arriesga Dato–. Si uno ve que la cara no se le chupó, que no bajó de peso de golpe, la silueta esculpida sólo se logra de dos formas: o con una liposucción o con este tratamiento”.

Según un reconocido cirujano estético consultado por PERFIL, si uno quiere hablar de cambios rotundos, sea o no el caso de Kirchner, la única verdad es la cirugía. Según el especialista, tanto el tratamiento con frío como otros similares con ultrasonido “son no invasivos y muy buenos, pero no ofrecen modificaciones tan evidentes como una cirugía”. Por su parte, Dato agrega que, en el caso de Cristina, es probable que haya combinado algún tratamiento con radiofrecuencia: “Se aplican electrodos, que hacen que la piel se acomode y se termine de eliminar la flaccidez”.

 

“Las usan mujeres que están en armonía con su cuerpo”

Las leggings ha recorrido un largo camino hasta convertirse hoy en día en un elemento que aporta modernidad y un aspecto juvenil en la moda. Su ingreso a ese mundo, como lo detallan libros de historia de la moda, lo podemos ubicar en los años 60, cuando se presentaban como una versión más achupinada de los tradicionales pantalones Capri y con un largo hasta los tobillos.

Luego fue pasando por sucesivas transformaciones a medida que nuevas texturas ingresaban al mundo textil con la incorporación de la lycra, y se puede decir que en los años 80 tuvieron su máxima expresión potenciadas por películas como A Chorus Line y Flashdance, donde pasaron a usarse como prenda casual y también deportiva. En Argentina, Susana Giménez aún hoy es de combinarlas con una camisa de jean o blanca, cinturón y sombrero canchero. En general, considero que las mujeres que las usan no sólo lo hacen por comodidad y practicidad sino porque estilizan y expresan a través de ellas un espíritu joven y moderno. Además, se sienten muy seguras de su estilo, confiadas y en armonía con su cuerpo.

*Benito Fernández

G Plus

Facebook

Twitter

¿Te gustó este artículo?
Temas
 
Últimas noticias
Fotogalerías

Comentarios

Comentá en Perfil.com

Para comentar debes estar logueado,
ingresá a través de: