PROTAGONISTAS DIVA EN CANNES

A los 77 años, Jane Fonda deslumbró en la alfombra roja

Foto:Cedoc

Sienna Miller, una de las integrantes del jurado del Festival de Cannes, estrenó desde la presentación oficial el miércoles 13 no menos cinco diseños de firma que ni siquiera se vieron en las pasarelas. Naomi Watts otros tantos, así como también lo hicieron Natalie Portman, Diane Kruger, Salma Hayek o la llamada “it girl” Emma Stone, por mencionar algunas de las actrices  que recorrieron la alfombra roja donde hasta el 24 de mayo se apostará a diario la prensa internacional del mundo del espectáculo, del cotilleo  y de la moda.
Pero bastó que Jane Fonda dijera presente ayer en Cannes para que los sitios de internet que registran la marcha del festival ubicarán  en su respectivos portales fotos de frente y perfil de la actriz norteamericana.
Enfundada en diseño exclusivo de Atelier Versace de color azul eléctrico con estratégicas transparencias, Fonda demoró más de veinte minutos en atravesar el camino de acceso a la sala  principal donde se exhibió la última realización de Gus Van Sant, The sea of trees (Un mar de árboles, aunque todavía no tiene título definitivo en español). Esta es una de las producciones que compite en la selección oficial del festival de Cannes.
Sí, en ese elenco también figura como protagonista Naomi Watts, y por supuesto estaba presente con el director y su compañero de elenco, Matthew McConaughey. Pero si no hubiera sido por eso, quien observó la cobertura de ese estreno pensaría que era Fonda la actriz principal y no una de las invitadas especiales.

Tributo. La actriz dice que no se cuida de manera especial, ni siquiera que es obsesiva con su cuerpo. Hacerlo de esa manera le trajo varios trastornos físicos y emocionales que ella misma se encargó de desnudar hace unos años cuando relató que en la época de su apogeo como cultora de la gimnasia que tanto rédito económico le trajo a nivel mundial, sufrió trastornos alimentarios graves. Será genética o algún secreto que en algún momento develará. Hoy, lo cierto es que a los 77 años Jane Fonda está espléndida y se resiste a lucir vestimentas cómodas para una abuela de tres nietos. Prefiere los diseños al cuerpo que para ella crean en Atelier Versace, transparencias incluidas y siempre con los brazos cubiertos.
En esta oportunidad, su presencia en Cannes no es para disputar una Palma de Oro sino para recibir un premio especial, Women in Motion, que hoy le otorgará Pierre Lescure, el presidente del certamen por su actividad filántrópica a favor de las mujeres, la paz y la igualdad.



Ernesto Ise