PROTAGONISTAS UNA TERCERA OPORTUNIDAD

A los 83 y luego de dos divorcios, George Soros se casó con una consultora de 42 años

Su fortuna es de US$ 20 mil millones. Conoció a Tamiko Bolton en 2008 y el año pasado le propuso matrimonio.

Foto:Cedoc

Nunca es tarde para creer en el amor. Eso piensa el multimillonario George Soros, quien por tercera vez dio el “sí, quiero” de manera oficial y con una megafiesta. Esta vez, la mujer en cuestión se llama Tamiko Bolton y tiene 42 años.

Conocido primero por haber provocado la devaluación de la libra esterlina el 16 de septiembre de 1992 y la consiguiente quiebra del Banco de Inglaterra, y luego por sus agresivas inversiones combinadas con acciones filantrópicas a nivel global, Soros ocupa en 2013 el puesto 19 en la lista Forbes de los hombres más ricos del mundo, y el 30 en la de los megamillonarios de Estados Unidos con una fortuna que dicha publicación estimó en 20 mil millones de dólares.

En su vida privada, este húngaro estuvo 23 años casado –desde 1960 hasta 1983– con Annaliese Witschak y con ella tuvo tres hijos: Richard, de 50 años, Andrea, de 48, y Jonatan Tivadar, de 43. Luego se casó con Susan Weber, y antes de divorciarse (en 2005) tuvieron a Alexander, de 28, y a Gregory, de 24. En tanto, para Bolton éste es su segundo matrimonio.

Ambos intercambiaron sus votos en una ceremonia en la mansión que Soros tiene en las afueras de Nueva York y que en 2003 le compró por 19 millones de dólares a Michael Crichton, autor de Parque Jurásico. Allí estuvieron sus cinco hijos, amigos y familiares. La celebración posterior se realizó en el museo de arte y música clásica Caramoor Center y asistieron unos 500 invitados, entre ellos el presidente del Banco Mundial, Jim Yong Kim, el presidente de Estonia, el de Liberia y el primer ministro de Albania, el cantante Bono, Christine Lagarde –titular del Fondo Monetario Internacional– y Kofi Annan.

La novia llegó con un vestido de Reem Acra, la diseñadora libanesa radicada en Estados Unidos cuyas creaciones han llevado famosas como Jennifer Lopez o Angelina Jolie. Un dato: los novios pidieron que los regalos fueran donaciones a diferentes ONG, como Global Witness, Harlem Children’s Zone, National Dance Institute, Planned Parenthood y Roma Education Fund. La noche anterior a la boda, la pareja celebró una recepción para unos 300 invitados en el Museo de Arte Moderno de Nueva York.

Novios. Soros y Bolton se conocieron en una cena en 2008, y su compromiso fue anunciado en agosto de 2012. De Bolton se sabe que se crió en California y que es hija de una enfermera y de un oficial ya retirado de la Armada de Estados Unidos. Graduada en la Universidad de Utah, tiene un MBA de la Universidad de Miami. Hace unos años, Bolton inició un negocio en internet de venta de suplementos dietéticos y actualmente dirige una empresa de yoga, también por internet.

Son muchos los interrogantes que la prensa mundial por estas horas está buscando responder en cuanto a cifras. Según informa CNN Money, si bien no se conocen detalles del acuerdo prenupcial que regirá en este matrimonio, un representante de Soros ha comentado que el empresario dejará –como ya se han comprometido millonarios de su talla–la mayor parte de su fortuna como herencia a fundaciones benéficas, aunque recalcó que Tamiko Bolton “quedará generosamente situada”.

Otro de los interrogantes fashion se centra en el anillo de compromiso que le regaló Soros a su flamante esposa. Según una fuente allegada, es un diamante Graff sobre una base de platino montada a su vez sobre un anillo de oro rosado.

 

Un juicio pasional

Fraude, acoso y estrés emocional. Hace dos años, Soros recibió una curiosa demanda de parte de Adriana Ferreyr, una brasileña de 30 años con la que tuvo un affaire en 2006. Según la joven, el estrés fue provocado porque el empresario se negó a comprarle un piso de 1,9 millones de dólares que supuestamente él le había prometido. La propiedad estaba en Nueva York, a dos cuadras de la que habitaba el millonario. Según Adriana, Soros sólo había puesto una condición: que la propiedad se inscribiera a nombre de su fondo de inversión. Un día, el financista le confesó que ella era sólo una más de su lista de conquistas y que el famoso apartamento había acabado en manos de otra mujer. Hubo una fuerte pelea y, según denunció Ferreyr, él la habría abofeteado e intentado estrangular. Ella lo denunció y le reclamó ante la Justicia un resarcimiento de 50 millones de dólares. Hasta el momento no hay juicio previsto, y en marzo de 2012 el abogado de Soros le ofreció al letrado de su ex novia la módica suma de 250 mil dólares en efectivo para que retirara la demanda iniciada.



Agustín Gallardo