PROTAGONISTAS A DIFERENCIA DE SU TIO, AGUSTIN ES DIESTRO

A los seis años, el sobrino de Messi debutó en el Barcelona

PERFIL COMPLETO

Foto:INSTAGRAM

De tal palo, tal astilla. Eso dicen. Lionel Messi ya tiene su sucesor y es su sobrino, Agustín Messi. Mientras Thiago –el hijo que el capitán de la Selección tuvo con Antonella Roccuzzo– da sus primeros pasos, aparece en escena otro chiquitín que ya patea la pelota y viste los colores del Barcelona. Agustín, dicen, ya tiene pasta de campeón y es fanático del fútbol. A los seis años, el sobrino de Messi comenzó a dar sus primeros pasos con la redonda y lo hizo –dónde, si no– calzándose la indumentaria del Blaugrana.
Precisamente en esta misma escuelita fue donde dio sus primeros pasos el “crack” de Rosario, que lleva 14 años con el club (comenzó, precisamente, un 17 de septiembre).
 
Debut. “La pulguita”, como ya lo llaman, se probó esta semana en la escuelita y, parece, ya causó sensación en varios hinchas.
Agustín, el hijo de Rodrigo (el hermano mayor de Lionel), ya es parte del FCBEscola, donde juegan chicos de entre 6 y 11 años. La división infantil consta de varios equipos, que llevan el nombre de algún jugador de la primera división del club. No todo fue perfecto: en la práctica inicial, a Agustín le tocó jugar en el equipo de Adriano y no el de Messi.
Fue en los campos anexos al Miniestadi donde Agustín hizo varios tiros al arco. En su estreno estuvo su padre, supervisando las evoluciones del pequeño durante el primer entrenamiento
Quienes lo vieron por primera vez dicen que heredó cierta habilidad y rapidez de su tío, aunque aún le falta el gol. En el juego de las comparaciones, varios remarcaron una diferencia primordial: el pequeño Messi es diestro.
 Según pudo saber este diario, su padre no quiere ejercer presión en el pequeño. Desde hace varios años Rodrigo Messi confía en la filosofía que tiene la FCBEscola, dirigida por Xavi Marcè. Entre sus objetivos, la escuelita apunta a inculcar en los pequeños los conceptos básicos del fútbol y a transmitir valores como la tolerancia, el respeto, la solidaridad, la amistad y la integración.

Tío baboso. Dicen que Lionel tiene cierta predilección por Agustín, y está muy contento de que comience a jugar en el club. Y así se lo ve, porque el delantero ya le está haciendo publicidad: el pasado domingo colgó en su cuenta de Instagram una foto en la que se ve posando a los dos, mirando a la cámara.
Agustín vive el sueño que muchos chicos quisieran alcanzar. Ser quien es le ha permitido en varias oportunidades entrar a la cancha del Barcelona de la mano de su tío, y tuvo la posibilidad de estar muy cerca de la Selección Nacional en el Mundial de Brasil, donde –dicen– conversó animadamente y se sacó fotos con todos los jugadores del plantel.



A.G.