PROTAGONISTAS UN ESPAÑOL EN EL UNIVERSO COMUNICACIONAL ARGENTINO

“A Macri le diría que es mejor tener un enemigo declarado como C5N” sirve para el relato

Paco Mármol pasó por Telefe, Grupo Indalo y su nuevo objetivo es reposicionar a Rock&Pop y Splendid en el actual escenario de medios.

Presente. “Si una radio tiene 100, 120 personas, es imposible que sea rentable. Hay que entender que los medios son negocios”.
Presente. “Si una radio tiene 100, 120 personas, es imposible que sea rentable. Hay que entender que los medios son negocios”. Foto:F.M.

“De nada servirá tener oyentes de más de 40, 45 años y que te hablen del pasado. Rock&Pop no es el canal Volver; está vivo, está hoy. Si no mejoramos eso, nos cambian por una playlist”. Desde hace 16 años, el español Paco Mármol está ligado a los medios argentinos. Fue director de Noticias y de las Relaciones Institucionales de Telefe y luego de Grupo Indalo. Y hace dos meses desembarcó como gerente general de Radiodifusora SA, sociedad controlante de Rock&Pop y Splendid, para darles un giro para reposicionarlas. “Hoy no se buscan historias, se busca un título”, dice Mármol a PERFIL.

—¿En qué cambió el mapa de medios con Macri?

—Les dio menos peso específico a los medios. Hizo que se “privatizaran”, así entre comillas. Que no estuvieran tan pendientes de la pauta pública para sobrevivir. Antes, había una especie de “papá Estado” que lo cubría todo. Por eso surgieron medios de comunicación irreales que vivían al calor de la pauta. Hoy los medios volvieron a buscar a un anunciante real que pague el valor que realmente genera. Lo que se hizo es considerar una serie de medios, algunos más poderosos que otros, pero reales. Se ordenó la situación.

—¿Hay un exceso de oficialismo en los medios?

—Independientemente de quién esté en el poder, es más fácil estar al calor de los que gobiernan aunque eso tiene un costo: la credibilidad. Ser opositor te da más rating; pero no te indica que haya más ingresos. Los medios son también un negocio, no una ONG ni tampoco bombas de relojería dedicadas sólo a atacar.

—¿Qué opina de la salida de Roberto Navarro de C5N?

—Es bueno en lo suyo, aunque creo que se lo sobrevaloró o él se creyó un papel más fundamental de lo que realmente tenía y comenzó, en efecto, a copar espacios. Le dio un rating importante a C5N, pero creo que no estaba preparado para eso. Creo que es un comunicador que llega a mucha gente, que está preparado para hacer determinados programas, y que creyó que podía hacer todo, todo el tiempo y ser el N° 1, manejar el canal y ser el referente. Todo eso tiene un costo. Trabajé con él y tuvimos varios encontronazos. Si me preguntan si lo pondrías a conducir un programa estrella, respondo que no. Es un comunicador para un determinado espacio, no creo que dé para más; él se creyó que era otra cosa y está muy bien, se lo permitieron.

—Aún se habla de la venta de C5N a los Terranova. ¿Está el Gobierno detrás de eso?

—Si hubo alguna indicación por parte del Gobierno para que Indalo Media pase a algún grupo afín, no lo creo. No creo que Macri ni ningún funcionario estén interesados en que C5N o alguna radio del grupo pasen a ser más benévolos con el Gobierno. Si no, todo lo contrario. A Macri le diría que es mejor tener un enemigo declarado como C5N, sirve para el relato. Tampoco creo que haya habido instrucciones de echar a Navarro por un tema político.

—¿Fue un error que Cristóbal López comprase medios?

—Los medios no le trajeron más que dolores de cabeza, y se los quiere sacar de encima, siempre habrá alguien que quiera comprarlos o hacerse cargo. Eso puede llegar a ocurrir, aunque no será tan fácil. Tampoco creo que de repente C5N pase a ser pro-Macri.

—¿Qué opina de que la ex presidenta dé entrevistas a medios incluso opositores?

—Por fin, Cristina, escuchó a su círculo: alguien le explicó, ella escuchó y entendió que se estaba alejando de las bases que no la votan. El votante que te vota ya lo tienes. En los dos años y medio que estuve en Indalo Media, nunca recibí una instrucción. Funcionarios de gobierno te llaman siempre y te piden un montón de cosas. Intendentes, gobernadores... pedían “no me pongas ese móvil acá” y notas. Algunas cosas acepté y otras no.

—En agosto hubo más de treinta despidos en Rock&Pop; ¿eso no atenta contra la expansión y modernización de la que hablaba?

—Los medios de comunicación se están reacomodando. Antes había una especie de orgía de medios, con mucha gente. ¿Qué hay que ordenar primero? Los números. Si una radio tiene 100, 120 personas es imposible que sea rentable. Hay que entender que los medios son negocios.



Pablo Rodríguez