PROTAGONISTAS LA HIJA DE DANIEL VILA

“A partir de diciembre voy a ser la jefa de mi madrastra”

María Noel Vila tomará las riendas de Jotax Producciones, que acaba de unirse a América. Su relación con Pamela David.

Escuela. Noel dice que desde 2011 viene creciendo en su tarea.
Escuela. Noel dice que desde 2011 viene creciendo en su tarea. Foto:Nestor Grassi
“¿Cómo te llamo?”; “Noel, como Papá Noel”, dice sonriendo y con voz suave, pero firme. Firmeza que asegura tener y que necesitará para cuando el 15 de diciembre tome las riendas de la productora de Juan Cruz Avila, Jotax, que se acaba de asociar con Grupo América. Un desafío, al que María Noel Vila, la hija de 30 años de Daniel Vila, no le tiene miedo. “Tengo carácter”, anticipa.
“No lo sabe ni mi mamá aún. Estoy esperando el nombramiento efectivo para celebrar. Pero sí, voy a ser la jefa de mi madrastra”, dice entre risas refiriéndose a la esposa de su papá y conductora de Desayuno americano, Pamela David. Y sobre todo, adelantándose a los chistes de la mesa familiar del domingo. “Estoy feliz, me gustan los productos de Jotax (Desayuno, Animales sueltos y Debo decir) y vi la necesidad que tenía el canal de tener una productora del riñón. A su vez, Juan Cruz producía sólo para América y estaba con ganas de un cambio de aire, así que cerró todo. Quiero empezar ya”, suma la joven que estudió comunicación en la Universidad Austral e hizo un máster en marketing en Barcelona.
—¿Su nombramiento genera recelos?
 —Siempre está el que habla. Pero yo vengo trabajando en esto desde 2011, y me hice de abajo porque quería aprender. Hice todo, desde estar en el piso o ponerles un micrófono a los invitados hasta el panel de control, poniendo graph. Hice escuela.
—¿Sintió la presión de “la hija de”?
 —No, porque no le decía a nadie quién era, salvo que me preguntaran. No quería que me vieran distinto, sino estar a la par, aprender y que me enseñaran. Y si me equivocaba, que me lo hicieran saber. No quería tener privilegios. Y me hice muchas amigas trabajando.
—Va a manejar un gran presupuesto.
—No sólo el presupuesto, que es enorme, también un gran grupo de gente. Es un gran salto. Pero no tengo miedo, lo vivo como un desafío. Además, Juan Cruz sigue siendo accionista y los primeros meses me va a “coachear” hasta que yo me sienta cómoda. Y José Núñez se suma como accionista y gerente operativo.
—¿Qué opina de la polémica del nombramiento de Avila como coordinador de Hospitales a la vez que será gerente de noticias de A24?
 —A Juan cruz le gusta mucho la psicología, hace rato que tiene ganas de hacer algo en hospitales. Y si a él le gusta y mientras pueda, me parece bien. Igual nunca va a dejar de lado Jotax, porque es lo que lo apasiona verdaderamente.
—¿Cómo se lleva con Pamela David?
 —Superbién. Nunca quise trabajar con ella por una cuestión de salud de las dos, porque ambas tenemos carácter muy fuerte y chocamos en algunos temas. Pero ahora no va a quedar otra que hacerlo. Es una gran persona, transparente. Vamos a ver qué pasa ahora con la fusión, que vamos a tener trato más directo. Y ella se mete bastante en el programa, en contenido, está pendiente de las notas, propone... es activa. Arrancó tímidamente y hoy es todoterreno y se ocupa de mejorar. Las dos somos muy tercas, pero también muy unidas para pelear por trabajo.
—¿Santiago del Moro se va a El Trece?
—No. Siempre lo tientan. Ahora se mudó de radio (de La Pop a La 100, de Grupo Clarín) pero se queda en el canal. Y si mañana se quiere ir porque tiene una oferta mejor, va a estar todo bien. El canal se va reinventando. Santiago no es América, hay muchas estrellas.
 —¿Cuál es su meta?
 —Acompañar a mi papá en el grupo hasta que él decida dar un paso al costado. Y entonces, con mis hermanos nos quedará la difícil tarea de seguir con esto. n

Julieta Mondet