PROTAGONISTAS CORONA HOLANDESA

Alexia, la “real heredera” de Máxima Zorreguieta

Tiene 12 años, estudia piano y le gustan el hockey y el tenis. Por sus rasgos físicos y actitud es la más parecida a su madre.

Familia. Ayer, los reyes y sus hijas. Alexia, de gran parecido con Máxima a la misma edad (detalle).
Familia. Ayer, los reyes y sus hijas. Alexia, de gran parecido con Máxima a la misma edad (detalle). Foto:AFP
Es la segunda hija de los reyes de Holanda y, por tradición, como sus hermanas tiene una sucesión de nombres que quizá jamás utilice: Alexia Juliana Marcela Laurentien. Para los medios y para los holandeses pro, anti o indiferentes al devenir cotidiano de la corona Orange Nassau, ella es simplemente princesa Alexia. O incluso se la menciona sin el título nobiliario heredado.
Hace menos de quince días, la pequeña cumplió 12 años pero fue ayer, en las fotos oficiales que difundió la corona a través de las agencias, donde el parecido entre ella y Máxima comenzó se evidenció notoriamente. Esas fotos fueron tomadas en el lago Kagerplassen, ubicado en Warmond, una zona con varias marinas que la convierten en una zona recreativa en tiempos de vacaciones en el verano boreal.
En las sucesivas fotos, Alexia ya denotó ser de las tres hijas de Máxima y Guillermo, la más parecida a su madre. Y no solo por su facciones y cabellera sino también por la foto de ladear su cabeza cuando tiene que posar ante la cámara. Por su parte, en sus hermanas Amalia –primera en la línea de sucesión al trono–, y Ariane, la menor de las tres, el gen paterno parece haber sido el predominante.

Educación y bullying. Las tres van a la escuela durante el día, como cualquier otro niño holandés. Y, según se detalla en algunas páginas dedicadas exclusivamente a la corona holandesa,  aprenden español de su madre. Allí se destaca que a Alexia le gustan el ballet y la equitación, y además toma lecciones de piano –como su hermana menor– y juega al hockey y al tenis.
Por seguridad, logicamente, la vida social de estas tres niñas se mantiene a resguardo a pesar de la amplitud democrática que la corona holandesa manifiesta con respecto a las otras dos coronas igual de mediáticas, la británica y la española.
A pesar de esto, hace no mucho tiempo se hizo público que Amalia, es decir, la futura reina de Holanda, había sido víctima de ciberbullying. Esto fue tema de debate en los medios holandeses. Y se habló de que Máxima y Guillermo habían decidio postergar las actividades oficiales de la princesa hasta que cumpla 18 años para que tenga una vida “lo más normal posible” durante la infancia y la adolescencia.  Por eso, se puso especial atención a lo que aparece en las redes sociales, en especial, luego de que en Facebook publicaran, por ejemplo, día y lugar donde  Amalia iba a participar de una bicicleteada con sus compañeros de colegio.