PROTAGONISTAS FAVORITOS DE MESSI Y TEVEZ


Americones: los elegidos por los deportistas para reírse

Los llaman para hacer shows en las concentraciones. “Somos motivadores”, dicen. Anécdotas con sus fans.

Equipo. Maciel, Sosa y Domínguez con Tevez, Messi y Agüero, en Brasil 2014.
Equipo. Maciel, Sosa y Domínguez con Tevez, Messi y Agüero, en Brasil 2014. Foto:Americones
Todo empezó en un club de barrio de Quilmes: allí, casi de casualidad, en una fiesta para socios y fruto de la improvisación, nació lo que más tarde se transformó en el trío humorístico elegido por muchos futbolistas para divertirse. “Después de que nos ven meten goles”, dicen Santiago Domínguez, Diego Maciel y Edgardo Sosa, que aún no pueden creer el presente que transitan: debutar en el teatro El Cubo con un show multimedia con libro y dirección del Chino Volpato –el ex integrante de Midachi– y Daniel Dátola.

Entre sus fans se encuentran Tevez, Messi y Kun Agüero. “El primero que nos contrató para un show privado fue Carlitos. Nos pidió que fuéramos al bautismo de su primera hija. A partir de ahí sus amigos se interesaron en el show, y así comenzó todo”, cuenta Domínguez, quien ya lleva diez años de amistad con el jugador xeneize. Tevez los vio por primera vez en una disco frecuentada por futbolistas, espacio al que Americones migró después de trabajar en clubes de barrio. Y el efecto se propagó dentro de ese ámbito deportivo.

“En Sunset conocimos a Maradona, que nos llevó a varios de sus cumpleaños en su casa de Devoto. En uno estaba Rafael Nadal, y Maradona lo codeaba y le decía: ‘Mirá lo que viene ahora’, por nosotros. No lo podíamos creer: de estar pasando la gorra en Santa Teresita a eso. ¡Un día terminamos almorzando en Villa La Ñata con el Kun, Claudia, Gianinna, Scioli y Karina! Increíble”, suma Sosa.

Del boliche a la AFA. Pero fue Tevez, a quien consideran su padrino, el que los llevó por primera vez a la AFA. “Hicimos un show para la Selección, conocimos a todos. ¡Los jugadores nos pidieron sacarse una foto con nosotros! Después de ese show salieron muchas fiestas privadas, y muchos otros clubes de primera división nos convocaron para que fuéramos a las concentraciones. Boca, River, San Lorenzo, Racing... Con nosotros se ríen y se sacan la presión del gol que tienen que hacer al día siguiente”, relata. Y Maciel agrega: “Ahora, cuando los clubes hacen fiestas nos llaman para que vayamos como invitados, con nuestras esposas e hijos. Ya nos conocemos todos. Pasamos unas vacaciones con Tevez en Cariló, y Fabián Cubero nos invita a su casa a comer asado. Su mujer (Nicole Neumann) es fanática. Un día le disfrazamos a uno de los perros con la remera de Americones. También le hicimos un cumple a Del Potro, hubo karaoke furioso”. De hecho, ellos fueron los únicos que tuvieron acceso a la Selección en el último Mundial en Brasil. “Para no molestar a los huéspedes del hotel tuvimos que hacer el show sin micrófonos”.

El secreto del éxito: la química y el humor de barrio. “Nuestro espectáculo es musical y humorístico. Hacemos cumbia villera, de gauchos... y los jugadores se matan de risa, se sienten muy identificados porque tenemos los códigos de barrio, los chistes que se hacen los ‘amigos de esquina’. Incluso, el léxico con el que hablamos. Somos muy populares, vamos a la milanesa con papas fritas. Con esto te reís”, explica Maciel.