PROTAGONISTAS COMPROMISO PERSONAL

Angelina Jolie, figura en una cumbre mundial

La actriz dejó su gira promocional de Maléfica para ser la protagonista del encuentro internacional sobre violencia sexual en zonas de guerra. Brad Pitt se le unió en silencio.

PERFIL COMPLETO

Foto:AFP
“Prometo serte fiel en lo próspero y en lo adverso, en la salud y en la enfermedad, y amarte y respetarte todos los días de mi vida”, así dice el ritual cristiano de casamiento. Y aunque ellos no pasaron aún por el altar, son fieles a ese rezo. La semana pasada, Angelina Jolie participó como embajadora de las Naciones Unidas de la Cumbre contra la Violencia Sexual en zonas de guerra, y Brad Pitt, aprovechando también su fama internacional, la acompañó en su cruzada. El actor llegó el segundo de los cuatro días  que duró la cumbre y compartió con ella todas las actividades públicas.  
Juntos posaron para las cámaras con el ministro de Relaciones Exteriores británico, William Hague, quien aseguró que “la suma del carisma de Jolie y del poder de los gobiernos pueden ser extraordinarios”. Por su parte, Pitt quiso mostrar su apoyo y colaborar así con la causa, aunque no fue parte de los convocados como disertante. De hecho, el jueves, cuando su mujer y Hague hablaron, él se sentó entre el público. La cumbre tuvo como objetivo lograr que los representantes de los 151 países participantes apoyen un nuevo protocolo que señala cómo se debe investigar y enjuiciar los casos de violencia sexual en zonas de conflicto.
En esa línea fue el discurso de Jolie: “Estamos aquí por la niña de 9 años en Uganda, secuestrada y forzada a la esclavitud sexual. Por el hombre de Bosnia que, años después de una violación, aún está estigmatizado, incapaz de ganar suficiente dinero para comprar pan para su familia. Estamos aquí por todos los supervivientes olvidados y escondidos a quienes se ha hecho sentir vergüenza o que han sido abandonados. Y por los hijos de violaciones, queremos que el mundo entero oiga sus historias y entienda que esta injusticia no puede ser tolerada, y que la pena y la compasión no son suficientes”. La actriz se mostró muy sensible con el tema y lloró al abrazarse con la madre de una víctima. La cumbre, además, se celebra en un momento clave: el mundo mira hacia Nigeria, donde el grupo radical islámico Boko Haram secuestró a más de doscientas niñas cristianas obligadas a aceptar una religión con la que no se sienten identificadas. Este fue uno de los ejemplos de violencia que Jolie mencionó.
La actriz se involucró con esta temática luego del rodaje del film Lara Croft: Tomb Raider, que se realizó en Camboya, y la pobreza del país la afectó. Luego, en 2001, hizo su primer viaje humanitario a Sierra Leona y Tanzania, y expresó sus sensaciones al descubrir in situ el impacto de años de la guerra civil en esos territorios donde se estimó que unas sesenta mil mujeres fueron violadas. Después volvió a Camboya y viajó a Pakistán. En 2011 dirigió En tierra de sangre y miel, una película  sobre la guerra de Bosnia de 1992. Y en 2012 fue nombrada enviada especial de las Naciones Unidas para los refugiados, cargo con el que realizó más de cuarenta misiones.
Del discurso dado por Jolie en la reciente cumbre, la que más destacaron los medios fue: “Pido a los gobiernos que pasen de la condena a la acción”.

J.M.