PROTAGONISTAS CUSTODIA MUY ESPECIAL

Angelina Jolie y sus seis hijos en la alfombra roja

A un año de sellar su divorcio con Brad Pitt, la actriz presentó su nueva película en Toronto. Maddox, el hijo mayor, la ayudó en la dirección y señaló: “Fue divertido trabajar con mamá, es maravillosa”.

Juntos. Jolie, sus hijos y el elenco de su film. Con Maddox.
Juntos. Jolie, sus hijos y el elenco de su film. Con Maddox. Foto:afp

Con la mejor compañía. Así reapareció Angelina Jolie en una alfombra roja. En el marco del Festival de Cine de Toronto, la actriz estuvo todo el tiempo rodeada por sus hijos.  Pero su paso por ese certamen no fue para acompañar una película que la tenga como protagonista sino de una en la que se ubica, otra vez, detrás de las cámaras. Se lo llevaron: recuerdos de una niña de Camboya, (First they kill my father) es la cuarta producción de Jolie y la tercera cuya temática se centra en situaciones relacionadas directamente con conflictos bélicos.

En el caso de Se lo llevaron...la producción es de Netflix y es una adaptación de las memorias de la escritora y activista camboyana Loung Ung durante el sangriento

régimen de los Jemeres Rojos (1975-1979). La actriz quien ya plasmó en un film el horror de la Guerra de Bosnia en En tierra de sangre y miel, narra la historia desde la mirada de la pequeña Ung, que tenía cinco años cuando los Jemeres Rojos tomaron el poder. Tras la Guerra de Vietnam y la salida de los Estados Unidos, esta organización guerrillera camboyana tomó el poder el 17 de abril de 1975.

Además de Netflix, trabajó además en la producción con  Jolie el camboyano Rithy Panh, director de la nominada al Oscar La imagen perdida, que también contaba las atrocidades de los Jemeres Rojos. Tanto Panh como Loung Ung, acompañaron a Jolie a la presentación del documental en Toronto. De hecho Ung vive en Estados Unidos y es una de las mejores amigas de la actriz.

“Nunca fue un plan consciente esto de hacer películas de guerra, la vida me fue llevando”, dijo Jolie en una reciente entrevista para The New York Times. También se destaca allí la conexión que ella tiene con Camboya. Y fue su primera visita en 2000 para filmar Lara Croft: Tomb Raider, la que le cambió no sólo su estilo de niña rebelde de Hollywood, sino su propia vida. “Una vez que te exponés en vivo a lo que realmente está sucediendo en el mundo, a las realidades de otra gente, no podés seguir despertándote fingiendo que no sucede... tu vida entera cambia”, explicó como otras tantas veces lo hizo cuando se la consulta sobre ese primer encuentro con el pueblo camboyano. Fue entonces que, separada de Billy Bob Thornton, en 2002 adoptó a Maddox –de ahora 16 años–, y comienza a colaborar en causas humanitarias. Desde entonces y con el respaldo de Unicef ya tiene más de sesenta viajes a zonas de conflicto y campos de refugiados.

Orgullosa. Es justamente Maddox quien figura como “productor ejecutivo” en este nuevo film de su madre. Y consultado sobre cómo fue trabajar con ella respondió a la revista People: “Fue divertido y fácil hacerlo, mi mamá tiene buen humor... ¡Es maravillosa! (...). Además me gustó  trabajar en Camboya y sobre todo su gente. Son tranquilos, relajados, y cuando quieren hacer algo arriesgado, lo hacen... En un punto como lo haría yo. Estoy orgulloso de ser camboyano.”

Angelina también habló de su relación con su primogénito y destaca con orgullo que habla fluido francés y algo de alemán: “Mad se conoce muy bien y cuando dijo que estaba listo para asumir el desafío, era porque así se sentía. Mad viaja seguido a Camboya, pero la filmación fue diferente: fueron más de cuatro meses de estar allá, leyendo, escuchando, aprendiendo y absorbiendo todas las cosas sobre la cultura de su país de nacimiento, incluso aspectos muy, muy oscuros.”