PROTAGONISTAS DOS MUJERES EN UN MISMO CUERPO


“Awada será un poco picasesos, y Macedo tendrá algo de ciclotímica”

Romina Giardina tiene 34 años y pasó de ser bailarina de ShowMatch a la actriz que parodiará a estas primeras damas en “Gran Cuñado”. Dice que actuará con libertad.


Foto:Cedoc Perfil

Hace 11 años que trabaja en Ideas del Sur. Lo suyo siempre había sido –hasta ahora– estar ahí, detrás de Marcelo Tinelli, animando el show más grande de la TV argentina como integrante estable del cuerpo de baile. Pero Romina Giardina siempre tuvo en claro que lo suyo no se trataba sólo de pasos de baile y pulgares arriba o abajo. Ella quería actuar. Y lo logró: su debut será nada más y nada menos que haciendo de Juliana Awada y de Isabel Macedo en “Gran Cuñado”, el segmento de humor político que ShowMatch incluirá este año para acompañar “Bailando por un sueño”. “¡Cuando me lo propusieron no lo podía creer!”, se sincera Romina a PERFIL
Tiene 34 años y, según cuenta, desde hace mucho tiempo se viene preparando para este momento. Estudió teatro varios años en la escuela de Julio Chávez e hizo danza en la de Julio Bocca. “Sabía que en algún momento podía llegar la oportunidad, y uno tiene que estar preparado”, dice confiada esta morocha de cuerpo escultural, que en 2014 dio su primer paso cuando actuó en la cámara oculta “El peor vuelo de tu vida”. “También fui coach de (Alberto) Samid cuando estuvo en ‘Bailando por un sueño’. Fue todo un desafío hacerlo bailar”, recuerda.

Imitadora. Este año fue convocada por los productores para que encarne a la primera dama y a Isabel Macedo. “Confiamos plenamente en vos”, le dijo la cúpula directiva de Ideas a la hora de “darle” a estas dos mujeres para que parodie. Giardina, cuenta, se quedó helada. “No te imaginás lo que significó que me dieran esa confianza. Ellos sabían de mi gusto por la actuación y sé que tuvieron en cuenta la preparación previa”, acota. Lo que siguió fue parte ya de un sueño hecho realidad: se probó las máscaras, la ropa y los vestidos. Luego hizo la prueba de cámara, y después vino lo más complejo: sacar los personajes. Es la tarea en la que hasta hace unas semanas se encontraba trabajando en secreto y ahora, de cara al tramo final del estreno del programa, delinea los detalles finales. “¡A Marcelo le gustó lo que estoy haciendo!”, dice emocionada.
—Macedo y Awada son dos mujeres distintas, cada una con sus virtudes y defectos. ¿Cómo las estás preparando?
—Sí, claro, cada una tiene lo suyo. Básicamente me encerré a ver videos de ambas, para ver sus gestos, copiar sus expresiones y las poses. Ambas son muy sensuales a su modo. El tema del humor político es encontrar qué tiene el personaje para llevarlo a fondo. Tomé varios consejos de Martín Bossi, él fue pareja mía hace varios años y me dio algunos tips. ¡Es un tremendo actor!
—¿Cómo será Juliana?
—Ella va a acompañar siempre a Mauricio. Va a ser un poco picasesos, va a estar como muy encima de él todo el tiempo, será la mujer que le da consejos. Juliana tiene algo de mannequin también, como que está en una pose para cada cosa que hace.
—Es nada más y nada menos que la mujer del Presidente. Según dicen, Macri le pidió expresamente a Tinelli que cuide a su mujer en la parodia de “Gran Cuñado”, ni siquiera le comentó nada sobre él, que también va a ser representado. ¿Tuviste algún tipo de bajada de línea?
—No, no la hubo en lo más mínimo, y eso está buenísimo. Es fundamental trabajar en libertad para ponerse en la piel de otra persona, para sacar lo mejor y lo peor de cada personaje. Y con todos es así, ¿eh?, no hubo bajada para ninguno.
—¿Y Macedo?
—La imagino como una mujer que vive todo el día actuando. Va a ser muy sensual, muy gatuna. Tendrá algo como de ciclotímica, una mujer que muestra su parte actoral, que puede cantar, llorar, reírse… Más no te puedo contar. Espero que a la gente le guste.



Agustin Gallardo