PROTAGONISTAS LA FIESTA SOCIAL XENEIZE

Bianchi y el plantel, protagonistas de la gala de Boca

Junto a Unicef, el club organizó la tercera cena anual y recaudó $ 5 millones. Agustín Orion y Fernando Gago, los más solicitados de la noche para las selfies. Macri cambió camiseta por política y se quedó de gira por el Chaco.

Hoy por la tarde, el equipo xeneize disputará ante Newell’s y en la Bombonera el partido debut del presente campeonato. Y, en la tercera cena anual que el club organiza junto a Unicef, un clima de expectativa por el resultado de la fecha que hoy se juega se vivió en muchas de las más de cien mesas que colmaron uno de los salones más grandes de la Rural. Y, por supuesto, se brindó por la campaña por venir.

Con Mauricio Macri de gira política por el Chaco, le tocó ser anfitrión de la noche a Daniel Angelici y, a pesar de los nervios que para nada disimula cuando habla en encuentros con público, se las ingenió para subir al escenario a discreción delegando en Teté Coustarot y Gustavo López –hincha de Independiente– la conducción general de la gala xeneize. Sí se hizo cargo del momento de manejar los remates secundado por Juan Acosta, Sebastián de Caro y Walter Queijeiro.

Las casi mil doscientas personas que asistieron se ubicaron en mesas de diez personas cada una que costaron, según la ubicación, 25, 50 y 70 mil pesos; las de tarifas más caras incluyeron, en algunos casos, la presencia de uno de los 22 integrantes del plantel. De todas maneras, para que todos tuvieran contacto con los jugadores, en el cóctel previo, Carlos Bianchi, Cata Díaz, Emmanuel Gigliotti o el recién incorporado Jonathan Calleri, entre otros, caminaron de a tandas una pasarela para firmar camisetas y fotografiarse con cuanto simpatizante boquense quisiera. Incluso el esquivo Fernando Gago –quien es famoso por su resistencia a los flashes y mucho más a los periodistas– fue uno de los que, junto con el arquero Agustín Orion, más pedidos de selfies tuvo. Y a ninguna se negó. Lo mismo sucedió cuando se le acercaban a la mesa donde cenaba, ubicada en el sector vip del salón. Igualmente, hubo algunos que se quedaron sin fotos porque el plantel se retiró antes de medianoche para regresar a la concentración.

Invitados. Entre los invitados que se ubicaron en ese sector, estuvieron, por ejemplo, Enrique Nosiglia, Marcos Gastaldi, Dante Camaño, Héctor Capaccioli, Diego Pirota –abogado de Amado Boudou–, Alberto Barbieri y Darío Richarte –rector y vice de la Universidad de Buenos Aires–, Carlos Andrés Calvo, Tini Stoessel con sus padres y su novio Peter Lanzani, Diego y Yanina Latorre, Antonio Rattín, Silvio Marzolini, y Víctor Santa María con Santiago Carreras, dupla que planea presentarse a la presidencia de Boca Juniors en las elecciones de diciembre de 2015.

De manera ágil, se sucedieron los shows que tuvieron en escena a Fabián Von Quintiero y su banda, a Los Nocheros y a Las Totoras; también debutó la orquesta xeneize, formada por jóvenes músicos. Pero fueron los remates un espectáculo aparte por las cifras logradas. Un cuadro de la Bombonera, que además estaba firmado por algunos jugadores, pasó a manos de un socio por 60 mil pesos, los premios discográficos de Tini “Violetta” Stoessel autografiados por la estrella de Disney fueron, previo desembolso de 40 mil pesos, a las hijas de Angelici; un item incluyó un partido en el palco presidencial, un metegol que era un versión a escala de la Bombonera, un pase para ser copiloto de prueba de Matías Rossi y la disposición de la cancha para jugar un partido con amigos se remató en 150 mil pesos; y el premio mayor, un auto de la empresa que esponsorea al club, se subastó en 350 mil pesos. Con todo, se recaudaron cinco millones de pesos, una cifra que superó a las galas precedentes.



Ernesto Ise