PROTAGONISTAS FACUNDO Y NICOLE, EN GALA SOLIDARIA

Blanquearon con todos, menos con la mamá de Moyano Jr.

El diputado ya presentó a su novia a parte de la familia, la llevó a España y a una cena filantrópica. Su madre, en Mar del Plata, dijo que no hablará hasta verlos en vivo.

El “debut”. Moyano y Nicole con María Cher, anfitriona de la cena de la Fundación Voz donde la pareja compartió espacio con Juliana Awada, María Eugenia Vidal y Caro Stanley.
El “debut”. Moyano y Nicole con María Cher, anfitriona de la cena de la Fundación Voz donde la pareja compartió espacio con Juliana Awada, María Eugenia Vidal y Caro Stanley. Foto:movilpress

El no quiero pero quiero es una estrategia muy utilizada por los políticos. Incluso, aunque renieguen de la exposición saben de sus beneficios y no los esquivan. Desde hace tiempo sus vidas privadas, potenciadas con la era de los Instagram Stories, le sumaron espectacularidad a sus campañas. Lo que valen son las historias y ellos lo saben. Aunque el juego es decir que no porque “es poco serio” o “políticamente incorrecto”.

Es que, como en toda historia, para que funcione, hay que mantener el misterio capítulo a capítulo. Y si hay alguien que lo entiende a la perfección, ése es Facundo Moyano, quien hasta hace un tiempo usaba una imagen de Robert de Niro en su WhastApp, y goza de un timing aceitadísimo para estas cuestiones. Esta semana, después de haber sembrado la intriga durante meses dosificando información, eligió blanquear oficialmente su romance con la recién separada Nicole Neumann pasando del “No hablo de mi vida privada”  a mostrarse juntos en una cena a beneficio con apenas unos días de diferencia.

Fue el martes 26 cuando decidieron “no ocultarse más”. Entonces, el diputado del Frente Renovador apareció en La Rural convocado por la Fundación Voz junto a una Nicole sonriente, vestida de fucsia, que opacó hasta a la mismísima Juliana Awada. Los enamorados no sólo posaron para las cámaras tomados de la mano, sino que se mostraron muy atentos y mimosos durante toda la velada. “Como cada vez que salíamos nos delataban, pensamos que era el momento de aprovechar y decir ‘Sí, estamos juntos’. Un poco costó, hasta último momento estuvimos que sí, que no”, explicó ella en diálogo con la prensa que la esperaba en el lugar.

Cuando habló de delatar se refería a las primeras imágenes que trascendieron de la pareja en un cine, un lugar por demás público. Luego, se los vio en la cancha de River. Ambos sitios a los que uno no asiste si no quiere ser visto. Y hasta, curiosamente, se filtró una foto en el interior de un ascensor de la casa de un amigo del político. Con todo ese material en danza, la pareja, que aún negaba la situación, se fue a España de viaje, por separado. Moyano combinó sus jornadas laborales como representante del Sindicato de Peajes –del cual ya no forma parte de la comisión porque se volcó de lleno a la política– con paseos con su nueva pareja. Y las páginas de las revistas se llenaron de fotos de ellos juntos de lo más pintorescas. No obstante, ninguno se refirió al tema. Ella “no está dando notas”, dicen desde su agencia de representanes. Pero PERFIL averiguó que ya tiene pautada una exclusiva con una revista porque papel satinado mata diario.

Incluso, que Nicole ya conoció a su suegro, no a su suegra, Elvira Cortés, quien reside en Mar del Plata y que en diálogo con PERFIL dijo que a ella su hijo nunca se la presentó. “¿Está oficializada? A mí no me la presentó. Yo no estoy al tanto. No sé nada”, sostuvo ante la consulta de este diario para, disculpas previas, elegir no hablar del asunto porque “no es fácil el tema de los medios para quien no está acostumbrado”. Y recordó que aún no pudo aclarar del todo su comentario sobre Susana Giménez lo que la angustió y la llevó a llamarse al silencio.

Ambigüedad. “No le gusta que hablen de su vida privada sino de su trabajo”, dicen quienes lo rodean a la luz de los antecedentes.

Por su parte, cuando se le consulta, él en tono de enojo sostiene lo mismo al tiempo que lanza las leyes que está tratando. La estrategia del heredero de Hugo no es improvisada. En diciembre del año pasado fue vinculado sentimentalmente a Susana Giménez y aunque ambos lo negaron, se encargaron de generar la sensación de que ocultaban algo con sonrisas cómplices y declaraciones ambiguas. Moyano en su interior sabe que sus conquistas amorosas resuenan más que su labor parlamentaria.