PROTAGONISTAS ENCUENTRO EMPRESARIAL DE PADRES E HIJOS

Buenos Aires es sede de cónclave premium

Durante 48 horas, familias latinoamericanas que concentran mucho del PBI del continente, sesionaron a puertas cerradas para analizar temas relacionados a su rol como grupo social.

Personajes. Diego y Analía Santilli (foto). Uno de los anfitriones, Alejandro Bulgheroni. Mar García Vaquero, detrás Felipe González.
Personajes. Diego y Analía Santilli (foto). Uno de los anfitriones, Alejandro Bulgheroni. Mar García Vaquero, detrás Felipe González. Foto:aballay

Con una cena en uno de los  espacios urbanísticos que llevan el sello y el nombre de Alan Faena cerró la edición número quince el Encuentro Empresarial Padres e hijos. Este cónclave surgió como iniciativa del mexicano Carlos Slim, quien es hoy el más rico de los multimillonarios de Latinoamérica, según el famoso ranking anual de la revista Forbes que también lo ubica en el puesto número siete a nivel mundial con una fortuna de 54,5 mil millones de dólares.

En ese mismo listado figuraron este año siete argentinos, pero sólo tres de ellos fueron anfitriones del encuentro en Buenos Aires: Alejandro Bulgheroni, Eduardo Eurnekian y la familia Roemmers. Los otros dos apellidos que formaron parte de este equipo fueron Elsztain y Sigman.   

La idea que motivó a Slim para crear esta reunión fue que en un espacio común, hermético, y con personas que en líneas generales comparten muchas características similares asociadas directamente al poder, discutan temas de actualidad en la región y mantener o reimpulsar programas de responsabilidad social dentro del empresariado latinoamericano. Y lo de padres e hijos se extiende en algunos casos a sobrinos, o incluso nietos, que participan escuchando a oradores o a sus propios progenitores.  

Funcionarios. El primero de estos cónclaves se realizó en 2003 en México. Siguieron Perú, Brasil, Chile, y por tercera vez Argentina fue elegida como sede. A diferencia de las dos ediciones anteriores en las que Buenos Aires fue sede, esta vez tanto Macri –quien ayer estuvo en la clausura– como otros de sus funcionarios participaron alguno de los dos días.

Horacio Rodríguez Larreta fue quien como jefe de Gobierno estuvo tanto en la función de gala –que se hizo el miércoles en el Colón– como en la reunión de apertura del día siguiente en el Hotel Alvear. También Eugenia Vidal, Francisco Cabrera asistió ese día y por la noche fue el turno de Susana Malcorra quien como canciller abrió las puertas del Palacio San Martín para una comida privada de la que también participó Diego Santilli.