PROTAGONISTAS SE HIZO UN BLACKWORK EN EL CUELLO

Candelaria Tinelli y su polémico tatuaje

.

Ahora. El blackwork es una moda que se impone en Europa.
Ahora. El blackwork es una moda que se impone en Europa. Foto:Instagram
Dicen que es como una adicción que cuando se empieza no se para. Y éste parece ser el caso de Candelaria Tinelli, quien ayer, a través de su Instagram, mostró su nuevo tatuaje. Esta vez tapó algunos de los anteriores con lo que se llama un blackwork en su cuello.

La joven se pintó toda esa zona de color negro, como si se tratase de una bufanda o un pañuelo, dejando debajo una flor y unas rayas que ya tenía tatuadas. Y luego de la foto escribió la palabra “Hardcore” y con eso presentó su nuevo tattoo, que entre los amantes de este arte llaman blackwork. Luego, subió un Instagram stories, donde fue mostrando el avance del nuevo tatuaje, y donde escribió: “Para las que me decían ‘cero original’ acá tienen amichis”. Con esa frase, la joven hizo referencia a las críticas que recibió por uno de sus últimos dibujos, una ramita de laurel en el rostro, al costado de su oreja derecha, que es una réplica del que tiene la modelo británica Rebecca Fox, a quien no le agradó que le copiaran su tatuaje. De hecho, entonces, la modelo manifestó su enojo. “Esa chica que copió mi puto tatuaje del cuello y la cara me suspendió la cuenta de Twitter”, disparó Rebecca en Snapchat. Y Cande respondió: “¡Me molesta que me reclamen a mí que ‘copio’ tatuajes, mientras a mí me viven copiando!”. Y siguió: “Yo no le reporté nada. Flashea la loca ésa”. Luego, con los ánimos más medidos, remató: “La amo. Pero ella se enoja… No entendió, parece. A mí me encantaría ser inspiración y musa de muchas mujeres”.  Esta vez, Cande optó por una moda que está instalada desde hace tiempo en Europa. Y se suma al del resto de su cuerpo, integrándose con el que se hizo el año pasado cuando viajó a Francia a llenar de tinta toda su parte trasera. Allí, luego de cinco sesiones, completó el diseño de su espalda, donde también tiene el otro fundido a negro. Aunque su felicidad duró poco, porque en minutos las redes sociales se hicieron eco de su nuevo diseño y recibió todo tipo de comentarios, a favor y en contra, por parte de sus seguidores. En Twitter se convirtió en trending topic y las opiniones incluyeron burlas de todo tipo, como memes. Ella avaló los comentarios de quienes la defendieron de las críticas. Y siguió su lema: “A veces me limo y me saco todos los aros. Luego pienso en sacarme los tatuajes, pero me acuerdo de que estoy completamente tatuada y se me pasa”, algo que había escrito hace un tiempo. Mientras, sigue incursionando en la música y subió a Spotify su tema Tiempo de amar.