PROTAGONISTAS DISPUTAS Y SANCIONES

Casella, el único perdonado por el Grupo Indalo

La corpo mediática de Cristóbal López imitó a El Trece y puso fin a la pelea in crescendo que tres de sus figuras mantenían con suspensiones para dos: Eduardo Feinmann y Leonardo Greco, sin aire ni pantalla.

PERFIL COMPLETO

“Una comunicación profesional, apasionada y moderna”. A eso aspira Indalo Media, la corporación de Cristóbal López que agrupa varios medios como Radio 10, Ideas del Sur y C5N. según el comunicado que publicó en su pagina de Facebook, luego de que se diera el último round de una pelea que –siempre al aire–, involucró a tres de sus periodistas.
Que Beto Casella y Eduardo Feinmann no se llevan bien, no es novedad. Que vicios propios del mundo del espectáculo han llegado al periodismo, tampoco es noticia. Pero ahora Indalo copió la estrategia que aplicó El Trece para “regular” conflictos entre sus figuras.
 Esta situación agresiva entre periodistas registra un hecho muy anterior sucedido en 1990 cuando en Canal 11 Jorge Jacobson irrumpió en plena emisión de Indiscreciones para increpar a su conductor, Lucho Avilés. Trompadas, paso por Tribunales y Jacobson fuera del canal; con el tiempo, lo reincorporarían. En estos tiempos, aquella anécdota hasta parece pueril.
Esta semana, luego del último cruce entre Feinmann cotra Casella y su compañero Leonardo Greco –los tres tiene ciclos en Radio 10– Grupo Indalo  aplicó sanciones: dos semanas de suspensión para el primero, quien tampoco podrá estar en C5N, y una para Greco. Casella, con dos programas de radio en la 10 y en Pop y Bendita TV por Canal 9, libre de culpa y cargo.

Se veía venir... Esta bomba o una similar iba a estallar en cualquier momento. Y de hecho, cada tanto sucedía que ambos conductores –Feinmann y Casella– se chicaneaban desde sus respectivos espacios. Pero esta semana todo fue demasiado lejos. Greco y Casella, en su programa Seguimos de 10, se burlaron sobre la interna que tiene Feinmann con la radio que antes perteneció a Daniel Hadad. “Es un problema personal que tiene que solucionar con un psicólogo”, lanzó el primero, secundado por Casella, y siguieron haciendo chistes sobre el tema. Pero, se sabe, el atacado en cuestión jamás se queda callado. “Yo siempre digo que discutir con un imbécil es como montar en bicicleta fija. Te esforzás, sudás, te agotás y al final no te lleva a ningún lado. Así que no lo hago. No necesito ningún psicólogo y cuando recuerdo algunas cosas es simplemente porque...”, alcanzó a decir Feinmann al aire hasta que cortina musical mediante cortaron el agresivo descargo.
Claramente movilizado por la situación, entre la ira y el profesionalismo, Feinmann fue con un escribano y un abogado para rectificar lo que se había enterado por las redes sociales. Consultado de por qué no había solucionado el asunto en privado, dijo “Yo también me equivoco .... Casella es un impresentable de este medio, un cartonero, lo peor que existe”.
Semanas atrás, TN se manejó de igual forma con Ricardo Canaletti luego de que ocurriera una situación similar con Nicolás Singer y Hernán Castillo, compañeros del Grupo Clarín. Al periodista especialista en policiales se le aplicó un mes de suspensión laboral.



Martina Arenillas