PROTAGONISTAS CECILIA INSINGA

Habla la esposa de Diego Brancatelli: “Necesité decir que lo bancaba”

Casada con el panelista, esta movilera de TN salió en su defensa por las agresiones recibidas por su cruce con Vidal.

Movilera. Cecilia trabaja en TN y no comparte la visión política de su marido.
Movilera. Cecilia trabaja en TN y no comparte la visión política de su marido. Foto:cedoc

“A los q dedicaron un segundo de su día en escribirme insultando a @diegobranca les deseo que alguna vez en la vida sientan el amor que yo siento por él”, tuiteó varias horas después del episodio que protagonizaron su marido Diego Brancatelli y María Eugenia Vidal en Intratables. Uno que se viralizó y hasta hizo que varios analistas dijeran que fue de gran ayuda en las PASO. En las redes sociales se sucedieron agresiones de uno y otro lado, y Cecilia Insinga, esposa del panelista no pudo callarse y su mencionado tuit tuvo 722 likes, 312 comentarios y 77 retuits.

—¿Qué piensa de la pregunta que hizo su marido?
—Creo que muchos se sintieron identificados con la pregunta y también que Vidal dio una respuesta directa. Cada uno lo analizó desde su óptica, pero de ninguna manera me pareció que Diego haya sido agresivo. Tampoco que la respuesta de la gobernadora haya sido directamente para Diego.

—¿Vidal y su marido se saludaron después del bloque?
—No hubo un después porque ella se fue rápido porque estaba en campaña y él siguió al aire. Pero cuando ella volvió el martes a Intratables se saludaron bien.

—¿Qué le pasó cuando veía que su marido y Vidal discutían?
—No lo estaba viendo en vivo. Pero a los 10 minutos el celular me estalló. Así que cuando pude lo busqué para mirarlo, y la verdad no me pareció que él le haya faltado el respeto. Sí me pareció que le hizo una pregunta que ella respondió con todas las herramientas políticas que tiene y que el Gobierno siguió haciendo campaña en las redes. Y está bien.

—¿Qué hablaron cuando él llegó a la casa?
—Me preguntó mi visión. Me hubiera enojado si él la hubiera tratado mal. Para Diego hay un montón de cosas que este gobierno no cumplió y para otros sí. Yo lo entiendo, aún no pensando como él, es mi marido y sé cómo piensa. La gente, en cambio, se queda con la imagen momentánea.

—¿Por qué tuiteó para apoyarlo públicamente?
—Sentí que tenía decir algo porque la gente me escribía barbaridades, todo negativo. No podía hacerme la tonta y escribí lo que me salió sin pensarlo.

—¿Es la primera vez que la atacan de esa manera?
—Así sí. Yo los viernes no trabajo y en un momento estaba jugando con Valentino y me sentí angustiada. Todos me seguían poniendo comentarios feos del tipo: “Decile a tu marido…”. Y yo no soy interlocutora de nadie. Y necesité decir que lo bancaba... Estoy enamorada, es mi marido, el padre de mi hijo aún desde la diferencia supimos construir una familia. Y sé que la pregunta que hizo fue de corazón. El que dice que opera para un lado u otro no lo conoce.

—¿Qué le pasa cuando le dicen que se casó con un “boludo” o un “militante”... entre otras cosas?
—Nada. Opinan por lo que ven en la televisión, porque no les gusta lo que piensa. Estar en la tele te expone: te hacen memes, te insultan, te elogian… Y no se puede pretender caerle bien a todos. A mí hay gente en las redes o en la calle que me dice desde “gorda pedorra” hasta “genia” y que me quieren. No hay que creerse ni una cosa ni la otra.

—¿Conoce a Ana Montanaro? (N. de la R.: maneja la red social del Instituto Patria, pero en su cuenta de Twitter personal escribió “Brancatelli es ellos, déjense de joder”, en referencia a lo sucedido en “Intratables”).
—No, en mi vida la vi ni la había escuchado nombrar hasta estos días. La busqué en Twitter para saber quién era y me dio mucha bronca lo que hizo. Claramente no conoce a Diego porque si no, nunca podría hacer una acusación así.Diego tampoco la conoce personalmente; sí sabía que manejaba las redes sociales del Instituto Patria.

—¿Cree que fue una opinión personal de Montanaro algo planeado?
—Quiero creer que fue personal, algo sólo de ella.

—¿Alguna vez les ofrecieron dinero de la política?
—Nunca; de ningún lado. Diego a Cristina la ama. Respeta todas sus políticas y cree que estaríamos mejor si ella volviera.

—¿Y usted?
—No, pero lo entiendo desde su convicción de que muchas políticas de Cristina beneficiaron a mucha gente.  Yo creo en la Justicia y en que hay causas y hay que esperar que la Justicia actúe y que se resuelvan.


Cuando el antagonismo da rating. Lo de Brancatelli y Vidal en Intratables, al cierre del raid mediático oficialista previo a la veda por la PASO, fue uno de los momentos televisivos más comentados de la semana pasada. La reacción de la gobernadora ante los cuestonamientos del panelista tuvo una repercusión que se extendió durante días y el pasado martes ambos se reencuentraron en el mismo ciclo. Vidal dijo que no se imaginaba semejante repercusión, que sentía que tenía que volver a dar la cara para aclarar que no estuvo armado. Y agregó: “Sí, me enojé, hice lo que sentí y fue lo que transmití. Yo trato de ser en cámara como soy en la vida, y en la política como soy en la vida”. Brancatelli sostuvo entonces que ella había montado un “acting” para las cámaras. Y ella subrayó: “Yo no creo en un personaje, creo que uno debe ser como es porque sostener un personaje, es agotador; y al final te termina comiendo. Lo he visto en muchos políticos y no quiero que eso me pase.” Igualmente, este segundo encuentro que se supone se repetirá en varias ocasiones camino a octubre, no superó el rebote logrado en números al previo a la veda. El rating, por ejemplo, pasó de 5,5 puntos a 9,4. En Picadillo, un canal de  Youtube logró 900 mil reproducciones de los 3 millones estimados a la fecha, y en Twitter hubo un promedio de 220 tuits por minuto al final del programa.