PROTAGONISTAS TIENE QUE DECLARAR EN UNA CAUSA

Chano llenó cuatro Luna Park, pero no pasó por Tribunales

Dos meses después de chocar varios autos y terminar internado, el cantante desplegó histrionismo y no hizo referencias al hecho.

PERFIL COMPLETO

Foto:Agustin Marcarian

Si hay algo que Chano Moreno Charpentier sabe explotar es cierta teatralidad a la hora de subirse a un escenario. El incidente que protagonizó el 5 de agosto pasado, donde chocó varios autos y fue golpeado por un grupo de personas, fue, sin duda, un condimento extra para que el frontman de Tan Biónica pisara el escenario del Lunar Park con una dosis escénica mayor: abriendo sus brazos, con la cabeza inclinada hacia el cielo y girando veloz luego sobre su propio eje, poseído por el griterío de sus fans. El lunes Tan Biónica dio comienzo a una seguidilla de cuatro shows (28, 29, 30 de septiembre y 1 de octubre) que sirvieron para hacer la postergada presentación de Hola mundo, su último disco.
Ya sin ninguna lesión a la vista, en el primero de los recitales Chano apareció en escena ante el delirio del “piberío biónico”. El cantante no hizo ninguna alusión directa al incidente, aunque, cerca del final deslizó una frase que tiene más de una lectura: “Se necesita muchísima gente para dejarnos en el suelo”. La noche de la segunda presentación tuvo como hecho anecdótico que el cantante recibiera un botellazo desde el público. El episodio no pasó a mayores y Chano se dio el gusto de tocar junto a Fito Páez y su hija, con quienes hizo una versión de Mariposa technicolor y La melodía de Dios. La tercera noche, las cosas se dieron de forma similar, aunque, según la crítica especializada, estuvo un poco afónico y disperso en comparación con los dos shows previos. “Teníamos muchos pensamientos y nervios contenidos, pero acá estamos”, dijo.
En medio del recital, Charpentier sorprendió al público cuando se acercó a Sebastián Seoane, guitarrista de la banda, y le dio un beso en la boca.  

Judiciales. Pasaron dos meses desde que Chano embistió a varios vehículos con una camioneta RAM mientras circulaba por la calle Mendoza, en Núñez. Un grupo de personas lo bajaron de la camioneta y lo golpearon. Charpentier fue internado en el Hospital Pirovano y después en el Sanatorio de la Trinidad. Nueve horas después pudieron hacerle el test de alcoholemia, que le dio 0,24 gramo de alcohol. Además, un estudio mostró que tenía rastros de cocaína y de marihuana.
   Chano tiene ahora dos causas: una en la que es investigado por conducir con mayor cantidad de alcohol en sangre que la permitida, y la otra (donde es víctima), por las lesiones que sufrió por la golpiza. Esta semana, varios medios indicaron que el cantante se negó a declarar en el marco de la primera de estas causas, aunque sus abogados aseguraron a PERFIL que no lo hizo porque la fiscal está recusada en una causa que tiene al menos 50 irregularidades. Estrategia o no de los letrados, lo cierto es que el caso puede ser elevado a juicio y Chano podría terminar diez días en la cárcel de contraventores de la Ciudad.  El 14 y 15 de octubre es la audiencia con los implicados por la golpiza que recibió.



A.G.