PROTAGONISTAS MURIO A LOS 92 AÑOS

China Zorrilla: adiós a la actriz de las dos orillas

Presidentes, ex mandatarios y la comunidad artística de Uruguay y Argentina manifestaron pesar por la muerte de la artista binacional.

Foto:Cedoc

La bandera uruguaya a media hasta; una lluvia de flores, desde rosas hasta ramas de olivo; y un aplauso cerrado, ese sonido que la actriz tanto conoció y disfrutó en el escenario luego de cada función durante tanto tiempo. Así se dio el último adios a China Zorrilla en Montevideo, y con los honores de un jefe de estado.

La actriz falleció el miércoles en su ciudad natal, a los 92 años como consecuencia de una insuficiencia respiratoria irreversible. Toda la colonia artística “de las dos orillas” lamentó su partida. Tanto Uruguay como Argentina decretaron dos días de duelo nacional para homenajearla.
Los honores comenzaron el mismo miércoles. Y al día siguiente, en un mediodía cálido y primaveral un auto negro, seguido de una unidad militar,  trasladó el féretro desde el Palacio Legislativo, donde fue velada, al Cementerio Central. Allí se agolpaba un centenar de conciudadanos y admiradores para despedirla. Muchos de ellos habían seguido el cortejo hasta el Teatro Solís donde antes se le había rendido tributo. Fue un grupo de familiares y algunos amigos, entre los que se pudo ver a Boy Olmi y a Carlos Perciavalle, los que sostuvieron el féretro y avanzaron por la vereda principal del cementerio hacia el Panteón Nacional mientras la gente gritaba “Viva China”, “Gracias” , y un clarín del Ejército hacía sonar las notas fúnebres haciendo que el cortejo se detenga y se haga un respetuoso minuto de silencio. Una vez cumplido ese tiempo, el féretro fue depositado en la bóveda familiar. Y allí  la actriz recibió su último aplauso.

El presidente uruguayo, Pepe Mujica, quien viajó especialmente desde Finladia, se mostró compunjido en el velatorio. Y si bien no pudo pronunciar palabra alguna valoró en un comunicado oficial  la labor de la actriz como “constructora de cultura” y celebró  la “magnitud de su vida”, que estuvo impregnada de “ternura”. Además, Mujica acompañó buena parte del recorrido del cortejo fúnebre y destacó que se trató de “un día triste y a la vez alegre, agridulce” y reconoció que China fue “muy querida, respetada y valorada” en Argentina.  “Ha contribuído pasito a pasito a la creación y a la formación de nuestra cultura, de nuestra identidad y también del Río de la Plata”, escribió. Y agregó que uno de los desafíos que tiene ahora la cultura del pueblo uruguayo es generar “otras Chinas que anden por el mundo”.

Quienes también estuvieron fueron Tabaré Vázquez,y Julio María Sanguinetti y dirigentes de todo el arco político. Cristina Kirchner envió una corona. Varios artistas locales viajaron a darle un último adiós. Entre ellos, Betiana Blum y Soledad Silveyra. “Una vez le prestó 37 mil dólares a un taxista, era muy generosa”, contaba Perciavalle; “Nos matábamos de la risa, eran tan graciosa y optimista...”, decía un amigo; “Crecí con ella. China era la tía más divertida del mundo. Me llevaba a los ensayos. La ayudábamos. Siempre agarraba a un sobrino o una sobrina y la llevaba por ahí”, manifestaba Florencia Estrázulas, hija de su hermana Gumita; y el director Marcos Carnevalle dijo: “Una vez estábamos ensayando una escena con varios actores y algo no funcionaba. Yo no sabía bien qué. Ella se dio cuenta, me lo dijo y todo funcionó de maravilla”. Todos tenían  anécdotas con ella en las que se entremezclaba el dolor de su partida y alegría por haberla conocido.  Susana Giménez le dedicó un homenaje en su programa.  “No puedo estar triste del todo porque la China tuvo una vida sensacional, fue una persona fuera de serie (...) La última vez que hablé con ella fue hace dos meses, estaba bien, pero ella me decía ‘no me llames porque tengo un ensayo’. Hasta en eso era graciosa.”



Julieta Mondet