PROTAGONISTAS CONFESIONES DE PRIMERA DAMA

“Con mi hermano Alejandro ante todo prima el afecto”

En su primer reportaje a un medio extranjero, Juliana Awada habló de su presente, de Olivos y de las críticas de los medios.

Foto:Instagram

El Foro Económico Mundial de Davos fue la ocasión. Si bien mantuvo un bajo perfil y se dedicó a acompañar a su marido en calidad de primera dama, Juliana Awada no pasó desapercibida. Cuenta de ello es la entrevista que el diario español ABC le realizó y que acaba de publicar en la sección Gente y Estilo de su sitio web en lo que es el primer reportaje a un medio extranjero que da Juliana.

La comparación que le hizo la versión web de la edición norteamericana de Vogue con Jackeline Kennedy fue uno de los temas. Al respecto, Juliana aclaró: “Jackie fue el ícono de toda una época, pero siento que estoy lejos de parecerme a ella. Yo elijo ser yo, busco tener mi propio estilo, ser auténtica y no tomar como referente a nadie”.  Y tras hacer una revisión por su presente como primera dama haciendo hincapié en el negocio textil de sus padres y la moda, le consultaron si le molestaba que muchas veces se hablara más de su estilismo que de su trabajo, y ella, fiel a su bajo perfil, respondió: “Lo importante es que la gente sepa que estoy al lado de Mauricio. Muchas veces sólo se habla de lo que llevo puesto, pero mi foco está puesto en otro lado”.

Más adelante comentó: “Mientras Mauricio fue jefe de Gobierno me dediqué a visitar centros infantiles, para apoyar a las madres en la educación de sus hijos, sobre todo en los primeros años de vida. Desde mi lugar podré continuar con ese trabajo y con otros nuevos que se me presenten”. A la hora de hablar del kirchnerismo se mostró conciliadora. “Vengo de una familia numerosa, somos cinco hermanos, y es muy respetable que cada uno tenga sus simpatías políticas. Con mi hermano prima, ante todo, el afecto”, dijo en referencia a Alejandro, el actor, quien siempre de desmarcó de Macri y su política.

Y a pocos días de mudarse a la quinta de Olivos, comentó que espera transformarla en un “hogar ya que nunca ha vivido ahí una niña de 4 años. (...) No he encontrado cosas insólitas, pero sin duda no era una casa adaptada para una niña. Quiero darle calor de hogar, poner nuestra impronta familiar, que sea un lugar donde podamos vivir una vida lo más parecida a la que teníamos. Vamos a recuperar la huerta que existía, para poder cosechar nuestras propias hierbas y hortalizas para cocinar, que es uno de mis pasatiempos”, detalló. Sobre cómo cambió su vida en este mes y medio, dijo que “el cambio ha sido muy grande”, pero que ellos “esencialmente” siguen siendo los mismos. “Yo continúo con mis rutinas: acompaño a mis hijas al colegio y a sus actividades, hago trámites, voy al supermercado”, contó.

Para finalizar, el diario español le consultó si teme que se acabe la luna de miel con los medios. A lo que ella respondió: “No temo nunca a lo que los medios puedan decir, su deber es informar, y respeto cuando no son tan dulces y hacen una crítica constructiva”.



Julieta Mondet