PROTAGONISTAS OPINIÓN

De la sorpresa a la Di Tella

Ezeiza, muy temprano. Me encuentro haciendo la fila para abordar el avión a Río de Janeiro.

Portal Perfil.com
Portal Perfil.com Foto:Perfil.com

Ezeiza, muy temprano. Me encuentro haciendo la fila para abordar el avión a Río de Janeiro. De repente aparece un chico con un tapado rosa, sombrero rosa, cartera rosa. “Una rareza”, me dije. Todos en el aeropuerto se percataron de semejante personaje. Lo fotografío y lo posteo en Twitter. Aborda el mismo avión y en el aeropuerto de Río no aguanto más y me acerco. Y éste fue el diálogo que tuve con el personaje en cuestión:

—Perdoná, quería preguntarte quién sos, ya que no es común ver a alguien vestido así.

 —Soy Santiago Artemis… Soy diseñador.

—No te conozco. ¿Para quién diseñaste algo?

—Katy Perry. Y ahora voy a ver a Xuxa.

—Y el conejo que tenés puesto (por el tapado).

—No es conejo, es zorro.

De considerarlo una rareza, me pareció luego un personaje interesante. Terminé entrevistándolo y lo invité a un taller de selección para que mis alumnos, así como me sucedió a mí, se sorprendan y logren sacarse los prejuicios que genera la primera impresión de alguien que quiere y está acostumbrado a impresionar. Lo más interesante es sentarse con él e indagar su mente creativa, sus fuentes de inspiración, y los proyectos de futuro. Está más allá de los prejuiciosos como el que escribe o inclusive de otros diseñadores. Sus fuentes de inspiración están más allá de los referentes de la industria, la creatividad deviene de películas, de libros, de muestras de arte. No queda estancado en la realidad de su sector y toma riesgos creativos. En su atelier impresionan los colores y texturas. Mi última pregunta apunta a entender el éxito profesional. Su respuesta impresiona: “Lo que hice fue arrancar antes de arrancar. Me creía lo más cuando tenía 14 años. Había tanto sentido de confianza en lo que hacía que ya sabía venderlo. Hay que ser vivo, inteligente, tener talento y perseverancia. Hay que ganarle a la gente por cansancio, saber cuál es el nicho, conocerlo, venderlo y explotarlo”.


*PhD y profesor en la Escuela de Negocios de la Universidad Di Tella. Twitter: @ahatum   Instagram: @ahatum68



Andres Hatum