PROTAGONISTAS VISITO POR DOS DIAS LA ARGENTINA

“Desde que rechacé construir su muro, Trump no me habló más”

El millonario y desarrollador argentino Jorge Pérez dice que es muy triste lo que hace el presidente norteamericano con los inmigrantes y pide políticas de legalización.

Critico. Hijo de padres cubanos y nacido en Argentina, hizo su fortuna en Miami, donde se radicó.
Critico. Hijo de padres cubanos y nacido en Argentina, hizo su fortuna en Miami, donde se radicó. Foto:Cedoc Perfil
“Y se formó la gozadera, Miami me lo confirmó”, se escucha a medida que uno avanza por Ocean Drive, donde la alegría no tiene raíz, el castellano se funde con el inglés y las casonas art déco se mezclan con imponentes torres vidriadas. Que, muchas de ellas, tienen el sello de un argentino: Jorge Pérez, bien llamado “el rey de Miami”, su hacedor, y hasta no hace mucho amigo de Donald Trump. Sin embargo, en diálogo con PERFIL, Pérez asegura que no habla con el mandatario desde hace dos meses y que “claramente”, hoy él no es la persona a la que éste más escucha.
El endurecimiento de las políticas inmigratorias del presidente –cuyas esquirlas ya comenzaron a verse tras la futura deportación de la dreamer cordobesa Daniela Vargas y el impedimento al galerista Juan García Mosqueda de ingresar a Nueva York, donde vive desde hace diez años– puso en jaque la relación entre el magnate constructor y Trump, quienes alguna vez hasta fueron socios en ciertas inversiones. Incluso, la constructora de Pérez, Related Group, desarrolló varias de las torres Trump.
De paso por Argentina, adonde vino a supervisar dos torres de lujo y un hotel en el Dique 1 de Puerto Madero –que ya se están construyendo–, Pérez habló con PERFIL y sostuvo su postura anti-Trump. La misma que tomó cuando a fines de febrero último el presidente le mandó un mail para ofrecerle construir el muro para dividir la frontera entre Estados Unidos y México. Catalogó el proyecto ante la prensa como “estúpido” tras haberse negado cortesmente a participar. Luego bromeó planteando de qué lado de la barrera terminaría él. “No me habló más”, dice.
—Ya se están por producir las primeras deportaciones de argentinos que estaban establecidos desde hace más de una década en EE.UU. Incluso, uno de ellos con una galería de arte. ¿Qué le produce enterarse de esto?
—Mucha tristeza. Este gobierno ha tomado una posición demasiado agresiva sin pensarlo en profundidad. Estamos hablando de gente decente que trabaja y que desde hace años reside en Estados Unidos.
—¿Cree que esto genera miedo?
—Sin lugar a dudas hoy hay una atmósfera de miedo generada por Trump. Y no sólo en los latinos que allí viven: también en los que pensaban ir o tienen familiares. La gente tiene miedo como si hubiera cometido un delito.
—Usted que también es un inmigrante en ese país; ¿qué sensación le genera hoy la palabra “deportación”?
—Insisto, mucha tristeza; hay mucha gente que está sufriendo que no debería estar pasando por esta situación.
—Si pudiera verse con Trump, ¿qué le diría sobre esa política de deportar?
—Siempre fui muy directo con él, por lo cual le diría que no estoy para nada de acuerdo con lo que está haciendo. Para los latinos, y para los norteamericanos también, esto es algo muy negativo porque Estados Unidos es un país de inmigrantes y ésa es su grandeza. Hay que buscar formas para que puedan legalizar su situación. Facilitarles los trámites.
—¿Cree que puede impactar económicamente?
—Miami, particularmente, vive del comercio y del turismo internacional, y esto afectaría negativamente a ambas economías. Soy un defensor del libre comercio. El proteccionismo que está mostrando Donald Trump es malo para todos. n


Temas: