PROTAGONISTAS A TODO LUJO EN BRASIL

DiCaprio, en un megayate y con 21 amigos en el Mundial

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil
El campeonato de fútbol que de disputa en Brasil es un evento que ningún fanático se quiere perder. Incluso con un año de anticipación se reservan habitaciones en hoteles cinco estrellas, o casas, o donde se pueda. Pero Leonardo DiCaprio fue aun más lejos y consiguió alojamiento premium: un barco que se ubica entre los cinco más caros del mundo, según el sitio especializado en embarcaciones de lujo Boat International.
Se trata del Topaz, que –según la mayoría de las publicaciones coinciden– está valuado en unos 500 millones de dólares y fue “presentado en sociedad” en agosto de 2012. La nave es propiedad del sheik Mansour bin Zayed Al-Nahyan, miembro del gobierno de los Emiratos Arabes y dueño, entre otras empresas, del Manchester City FC de Inglaterra, donde juegan los argentinos Sergio “Kun” Agüero y Martín Demichelis. Y además es amigo personal del actor de Hollywood.
Y gracias a esa amistad, DiCaprio accedió a semejante lujo. El actor arribó a Brasil junto a 21 amigos el miércoles y fue directo al puerto de Río de Janeiro para instalarse en el yate. El Topaz posee un gimnasio, dos piscinas y jacuzzi, pero lo que llama la atención es su dimensión: 147,25 metros de largo. Además, cuenta hasta con dos helipuertos y cine propio. Según el periódico brasileño Folha de São Paulo, el Topaz es más grande que la mayoría de los barcos de la marina brasileña, con excepción del São Paulo, un antiguo portaaviones francés Foch que fue comprado por Brasil.
Eso sí, el jueves DiCaprio dejó la lujosa embarcación y viajó 450 kilómetros para ver la inauguración de la Copa del Mundo, en la que actuaron Pitbull y Jennifer Lopez. Para eso intentó camuflarse con la intención de pasar inadvertido en las tribunas del Corinthians Arena. Pero ni así logró su cometido y fue visto por la gente, que enseguida comenzó a tuitear sobre su presencia.

J.M.