PROTAGONISTAS CELEBRACION FAMILIAR

Diego Santilli selló su unión con Analía Maiorana

Ayer se casaron por civil. Cada uno de ellos fue acompañado por sus respectivos hijos. “Encontré mi media naranja”, dijo el hombre del PRO con la libreta roja en la mano.

Foto:Marcelo F. Aballay / ABA Photo

“Abrochate, que va cerrado”. La recomendación del diseñador Fabián Medina Flores fue un susurro directo al oído. Diego Santilli, algo nervioso, abotonó su saco. Fue un segundo antes de entrar a una de las salas del registro civil de Coronel Díaz y Beruti, donde ayer se casó con la modelo Analía Maiorana.

Radiante, Maiorana eligió un vestido de Benito Fernández, con escote drapeado, mangas y ajustado en la cintura, confeccionado con gasa bordada con hilos de seda. El, un traje suyo, según comentó. “Es el que uso para trabajar. La verdad, que lo más importante para mí no era cómo me vestía, sino con quién comparto esto. Encontré mi media naranja y lo puedo compartir con la gente que quiero”, agregó el colorado. Una situación incómoda se vivió dentro de la sala luego de que la jueza se equivocara, en reiteradas ocasiones, la pronunciación del apellido de Maiorana. Resultó que la magistrada lo tenía mal escrito, un detalle que todos tomaron con humor.

Tanto Santilli como Maiorana eligieron tres testigos. Por el lado de él, estuvieron: Agustín Forchieri, su primo y legislador del PRO; Mario Gualtieri, un amigo, y Guadalupe Santilli, su hermana. Por el lado de ella: Fernando, su hermano; Andy Weidmuller y Carla Rodríguez, dos amigas de la vida. “Estoy muy feliz, Diego es una persona que quiero un montón y es una alegría enorme”, le dijo Forchieri a PERFIL a la salida de la ceremonia. El legislador tomó con humor los chistes que le hicieron por su brazo derecho enyesado, producto de un mal golpe que tuvo jugando al fútbol. “!Aguante el Scioli del PRO!”, le gritaron sus amigos al momento de firmar el acta como testigo.

A mediados del año pasado, Santilli tuvo que afrontar una tormenta mediática cuando su ex, la periodista Nancy Pazos, salió a ventilar los pormenores de la ruptura. Santilli y Maiorana se habían separado de sus respectivas parejas en diciembre de 2012, pero fue en mayo del año pasado cuando habrían empezado a conocerse más profundamente. Ayer, minutos antes de que su ex diera el sí, Pazos escribió en Twitter: “Hoy es un día para volar como las águilas”.

Santilli y Pazos estuvieron juntos casi veinte años, pero nunca se casaron. Como fruto de la relación, tuvieron tres hijos: Teo, Nicanor y Tonio. Maiorana había estado casada durante 19 años con el chef y empresario Martín Terra, de quien se separó a fines de 2012. Tiene dos hijos: Lola y Malena. Los cinco chicos estuvieron ayer muy presentes en todo momento.

La fiesta se llevó a cabo en el galpón Milagros, la casa de decoración que tiene en Palermo la diseñadora Milagros Resta. En el lugar se sirvió un suculento catering conformado por una entrada de sushi, miniparriladas de achuras y carnes variadas.

Hasta allí se trasladaron los invitados, que fueron llegando en tandas, entre ellos: Horacio Rodríguez Larreta y su mujer, Bárbara Diez, Cristian Ritondo, Alberto Pérez, Patricia Bullrich, Laura Alonso y Federico Pinedo. Del ambiente artístico, dijeron presente: Benito Fernández, Fabián Medina Flores, Mabby Autino y la modelo Roxana Zarecki, entre otros.
Santilli y Maiorana tendrán su fiesta de bodas el sábado 29 en los Astilleros Milberg, en Tigre.



Agustin Gallardo