PROTAGONISTAS EL EMPRESARIO ASPIRA A SER EL MAYOR TERRATENIENTE

Eduardo Elsztain quiere invertir en islas Malvinas

Sorpresa en Argentina y, por otro lado, alarma entre los habitantes de las islas Malvinas.

Estrategia. En 2013, Elsztain revitalizó el Dolphin Fund Limited.
Estrategia. En 2013, Elsztain revitalizó el Dolphin Fund Limited. Foto:cedoc

Sorpresa en Argentina y, por otro lado, alarma entre los habitantes de las islas Malvinas. Mucho de eso se percibe en los comentarios que éstos tuitearon al publicarse la noticia de que un multimillonario argentino podría convertirse en el mayor terrateniente en este disputado territorio que exhibe la bandera británica.

Ayer, el diario inglés Evening Standard –a las pocas horas lo hizo también el Financial Times– detalló que Eduardo Elsztain tiene intenciones de hacerse del Falkland Islands Holding (FIH), compañía que, entre otras cosas, es la mayor retailer de las islas, además de controlar su red de transporte. Según explica el mencionado diario, a través de Dolphin Fund Ltd., Elsztain envió una carta a FIH en la que pide información para “evaluar presentar una oferta en efectivo de considerable importancia” ante la de 37 millones de libras –unos 47.872.000 dólares– requerida por la familia Rowland, que es la mayor accionista del FIH.

“Hoy (viernes) Staunton, el fideicomiso de la familia Rowland, dijo que no quería entrar en conversaciones con Dolphin y bajó del 90% al 50% el porcentaje de acciones disponibles para su venta”.


Mr. Shopping. Elsztain es uno de los empresarios más poderosos de la Argentina y tiene contactos en el mundo igual de poderosos, en especial en Estados Unidos e Israel. Aunque de manera coloquial se lo apoda “Mr. Shopping”, él es mucho más que el dueño de los centros comerciales más importantes del país. Además del Banco Hipotecario, tiene inversiones agropecuarias y es un desarrollador inmobiliario de peso.

PERFIL se comunicó ayer con la sede porteña de su compañía pero se excusaron de emitir cualquier comentario sobre la información publicada, ya que por política empresarial no informan sobre hechos de este tipo hasta que se estipule un comunicado oficial. Igualmente, de manera extraoficial se da por veraz la intención de Elsztain de hacer pie en las Malvinas. PERFIL también se comunicó con la embajada inglesa en Buenos Aires, pero la respuesta fue similar a la publicada en el Evening Standard: “Por tratarse de un asunto entre dos compañías, el Foreign Office no puede emitir opinión alguna”. Aunque seguramente este asunto será una de las cuestiones a tratarse el lunes próximo, cuando arribe a Buenos Aires Greg Hands, ministro de Estado de Comercio e Inversión del Reino Unido. El comunicado de su visita informa que Hands “mantendrá una serie de encuentros con los ministros (...) con quienes analizará diversas medidas para incrementar la inversión y el comercio bilaterales”.

En Inglaterra apuntan que la situación planteada por la oferta de Elsztain en las Malvinas pone a prueba a la primera ministra Theresa May, ya que “lo que los accionistas resuelvan en este caso marcará un interesante testigo en términos de la política del gobierno británico ante posibles adquisiciones extranjeras en el futuro”.