PROTAGONISTAS DE ESFERAS Y BERNI 2.0

El artista que transforma dólares en desuso en objetos de colección

Alberto Echegaray logró que la Reserva Federal de Estados Unidos sea su proveedor para las obras que presenta en ArteBA.

Esta semana se presenta por segunda vez en ArteBA, y el dinero es el eje de su obra; más precisamente el dólar. Alberto Echegaray Guevara, alias Cayman, utiliza planchas de dólares auténticas sin cortar para las dos obras que expone en el espacio de Laura Haber. En una de ellas imprimió las palabras que dan nombre al objeto Good Luck (buena suerte) y en la otra reprodujo también sobre una plancha de dólares a un personaje emblemático de Antonio Berni: Ramona Montiel. En este caso, se trata del cuadro –o gofrado– Ramona en medias, obra que pertenece a la colección privada de Echegaray.

Cambio de rumbo. Nacido en Venezuela, Echegaray vive entre Washington y Buenos Aires. De hecho, su formación la realizó en Estados Unidos, donde pasó por las universidades de Georgetown y de Harvard, y también tiene un título de relaciones internacionales de West Point, la academia militar de ese país. Y en Argentina, egresó del Colegio Militar: es ex oficial del Ejército del Arma de Caballería. Lo artístico en su vida surgió mucho después.  
Fue el año pasado cuando sorprendió también en ArteBA al exhibir Money Ball: una esfera de cristal de murano que contenía literalmente un millón de dólares triturados, ya fuera de circulación. Esa esfera formaba parte de una instalación que incluía esferas similares con pesos argentinos. En 2014, según él hoy comenta, la mayoría de los interesados –coleccionistas e incluso el dueño de un museo porteño muy conocido– preguntaba por el valor de la esfera con dólares. Este año, por las que contienen pesos.
En los tres obras mencionadas, su “proveedor” de dólares y de las planchas metálicas fue la Reserva Federal de Estados Unidos (FED) o el Banco Central de ese país.

—¿Cómo hizo para que la FED le diera las planchas y el millón de doláres?
—Viví en Washington DC durante ocho años y allí conocí mucha gente entre los contactos que tengo en la FED.
—¿Cuánto demora la aceptación del pedido?
—Depende de cada Banco Central, desde ocho meses hasta veinte meses (N. de la R.: se refiere a bancos centrales de otros países porque realizó esferas con euros, por ejemplo).
—¿Cómo se gestionó la entrega, en su caso, del millón de dólares?
—Se realiza directamente en el Banco Central, no es por envío. Hay que ir a buscarlas.
—¿Cómo lo transportó?
—Normalmente dan cantidades chicas, de tres a diez kilos máximo. En mi caso entró en un bolso mediano de viaje.
—¿Qué requisitos pidieron para “regalarle” un millón de dólares ya fuera de circulación que iban a ser quemados?
—No es por requisito. Es por conocer a gente dentro de la FED y por la confianza que tienen ellos en mí.
—¿Ayudó que obtuviera ese dinero de la Reserva Federal porque usted es un egresado del West Point?
—West Point fue algo lejano, terminé de estudiar allí a los 22 años. Es relevante haber vivido en Washington DC, donde hay grupos de personas que trabajan para organismos internacionales y sedes gubernamentales.
—¿Qué otras personas en el mundo pudieron conseguir que la FED fuera proveedor para una obra de arte?
—Que yo sepa, ninguna.
Echegaray produjo y protagonizó el video Nothing at all –en sociedad con Maxi Trusso–, donde se lo ve recorriendo ciudades del mundo con las esferas con dólares, por el que fue nominado a los MTV Awards de Europa 2014.



Ernesto Ise