PROTAGONISTAS TRAS TREINTA AñOS DE SILENCIO

El caso de Harvey Weinstein sacude a todo Hollywood

En menos de una semana nuevas actrices aseguraron haber sufrido acoso y hasta abuso sexual por parte de uno de los productores más poderosos del cine. La Academia llamó a un “comite de crisis” ante el caso.

Weinstein y Georgina Chapman, su esposa y madre de sus dos hijos. Ella es dueña de Marchessa, que viste a famosas de la “alfombra roja” y ante todo lo sucedio ya pidió el divorcio.
Weinstein y Georgina Chapman, su esposa y madre de sus dos hijos. Ella es dueña de Marchessa, que viste a famosas de la “alfombra roja” y ante todo lo sucedio ya pidió el divorcio. Foto:CEDOC

El rumor existía y era un secreto a voces que nadie se animaba a gritar, hasta que esta semana el diario The New York Times le puso la sábana al fantasma al publicar reportajes en los que varias mujeres detallan los presuntos abusos y acosos sexuales que sufrieron por parte de uno de los productores más influyentes de Hollywood: Harvey Weinstein. Algo así como un todopoderoso que a partir de entonces cayó en desgracia y hasta fue despedido de su propia compañía. La noticia provocó una gran conmoción en el mundo del espectáculo. De hecho, la Academia de los Oscar, de la que forma parte hace veinte años, convocó una asamblea de urgencia  para debatir  hoy su posible expulsión. Pero el escándalo no terminó ahí. A raíz de la trascendencia pública de las denuncias, muchas actrices de primera línea se animaron y revelaron haber sido también objeto de insistentes insinuaciones sexuales de parte del productor.

En la lista aparecen Ashley Judd, la actriz de Crimen en primer grado, quien fue de las primeras en denunciar, aunque demoró más de veinte años. En 1996 llegó al hotel donde se hospedaba Weinstein creyendo que asistía a una reunión de negocios. El productor apareció en bata de baño y le pidió un masaje y que lo viera ducharse. Por su parte, Gwyneth Paltrow contó que cuando tenía 22 años, antes de comenzar el rodaje de la adaptación del libro de James Austen, Emma, Weinstein la convocó a su suite en un hotel de Beverly Hills para una reunión de trabajo y la manoseó. Angelina Jolie reveló que durante el lanzamiento de Playing by Heart, él “avanzó” sobre ella también en una habitación de hotel, pero ella lo rechazó. “Tuve una mala experiencia en mi juventud, y como consecuencia, decidí no trabajar nunca con él y advertir a otros cuando lo hicieron”, dijo Jolie en un correo al New York Times. “Este comportamiento hacia las mujeres es inaceptable”, sumó. Cara Delevingne asegura que Weinstein le pidió hacer un trío. El productor la recibió, al igual que a todas, en lo que puede decirse un modus operandi, en su habitación y le sugirió que besara a una mujer que estaba con él.

La lista sigue, entre otras, con Mira Sorvino, Rossana Arquette, Léa Seydoux, Katherine Kendall, y muchas más. Algunas cedían por miedo. Otras escapaban, pero él se aseguraba de que luego ellas no hablaran del asunto.

Inmediatamente, Hollywood se distanció del productor. Desde Meryl Streep hasta George Clooney y Kate Winslet, cada vez son más las estrellas que se distancian del magnate. Para el ex soltero de oro, lo de Harvey es “indefendible” y dijo que pese a conocer a Weinstein desde hace veinte años “nunca había visto en él ese tipo de comportamiento”. Streep fue un paso más allá y además de calificar como imperdonable lo que hizo, afirmó que “las mujeres que alzaron sus voces son nuestras heroínas”. Por su parte, Winslet calificó el comportamiento de éste como “lamentable, abominable y muy, muy incorrecto”.

Weinsten también fue dejado por su esposa, la diseñadora de modas Georgina Chapman: “Mi corazón se rompe por todas las mujeres que han sufrido un tremendo dolor a causa de estas acciones imperdonables. He decidido dejar a mi marido. Cuidar a mis hijos pequeños es mi prioridad y les pido a los medios de comunicación privacidad en este momento”.

Cine y política. El caso fue tan resonante que hasta se coló en el mundo político. “Michelle y yo estamos asqueados por los recientes informes sobre Harvey Weinstein. Cualquier hombre que rebaje y degrade a la mujer de ese modo necesita ser condenado y asumir su responsabilidad, sin importar su riqueza o posición social”, dijeron en un comunicado conjunto Barack y Michelle Obama. Hillary Clinton se plegó a las palabras. “Estoy impactada y horrorizada, no puede tolerarse”. Los tres integrantes del Partido Demócrata tuvieron que pronunciarse al respecto ya que Weinstein es uno de los integrates de Hollywood que hizo grandes aportes a las respectivas cmapañas presidenciales.

Según la investigación de The New Yorker, trece mujeres acusan de acoso o abuso sexual a Weinstein desde la década de los 90 hasta 2015. Ante todo eso, Weinstein pidió disculpas, contó que contrató terapeutas para luchar contra sus demonios y le echó la culpa a la cultura de los 60, “cuando todas las reglas sobre el comportamiento y los lugares de trabajo eran diferentes. Era la cultura en ese momento, y aprendí desde entonces que no es una excusa”. Ahora la policía de Nueva York tuvo que reabrir muchas de las denuncias.

Julieta Ortega: “El tipo es un maleducado”

Impactada por la noticia, la actriz Julieta Ortega reveló a través de Twitter su experiencia personal con el productor de cine Harvey Weinstein. “Estuvo en Buenos Aires hace unos años. Te invitaban a fiestas para conocerlo. Fui a una. Apenas llegabas ya querías salir corriendo”, escribió. Y agregó: “Es común que cuando vienen productores, directores o estrellas de Hollywood, les organicen fiestas, básicamente para que conozcan chicas”.

La visita a la que hizo referencia la actriz tuvo lugar en 2011, cuando el productor vino al país invitado por Eduardo Costantini (hijo), de la productora cinematográfica Costa Films, ya que la misma había coproducido Tropa de elite junto a The Weinstein Company. Por ese entonces, Luis Ortega estaba presentando Verano maldito con su hermana Julieta como protagonista, razón por la cual ambos fueron invitados a una fiesta en un departamento de Recoleta en honor al productor.  “Con Luis fuimos porque siempre es interesante reunirte con gente de la industria y más si es internacional. Pero apenas llegamos nos dimos cuenta de que era una pérdida de tiempo. Al tipo, un maleducado, no le interesaba conocer a los actores, ni hablar de la película, ni mucho menos: estaba obnubilado con tres rubias y para lo único que se había armado esa reunión era para ver a quién se llevaba a la cama”, reveló la actriz indignada y al mismo tiempo, celebrando que se haya terminado la impunidad de “este tipo de hombres”.