PROTAGONISTAS

El “Kicillof griego” maneja la economía y es toda una celebridad

Economista heterodoxo, negocia la abultada deuda de Grecia ante el FMI y Alemania. Tiene 53 años, una hija, y su actual mujer es una artista conceptual. Su look motoquero aumentó su imagen de “superhéroe”.

Foto:AFP

Con un porcentaje de desocupados alarmante, cierres de empresas, y un endeudamiento de 322 mil millones de euros en los últimos cuatro años con préstamos que provienen del Banco Central Europeo, de estados europeos y del FMI, Grecia se encuentra inmersa en una crisis que remite emocionalmente a la situación vivida en Argentina en 2001. Y el encargado de encabezar las negociaciones ante los organismos mencionados es Yanis Varoufakis, quien por enfrentarse a “enemigos financieros similares” se asemeja a Axel Kicillof. Más allá de compartir un estilo informal similar que  la semana pasada, ambos exhibieron en la reunión del FMI en Washington.
Musculoso, alto, rapado y con una sonrisa y mirada por momentos desafiantes, en Grecia lo catalogan como su “héroe”, sin haber ganado aún ninguna batalla, y depositan en él la esperanza de superar la crisis sin tener que someterlos a la famosa política de recortes y austeridad que quieren imponer a Grecia tanto Alemania como el FMI. Por esto. entre otras cosas, Yanis se convirtió en una estrella de internet y ya tiene sus propios memes que lo encumbran como el salvador de la patria helénica y lo presentan como Bruce Willis en Duro de Matar.  
Es que con 53 años, después de media vida enseñando economía fuera de su país, de convertirse en bloguero de finanzas con alta reputación  y analista invitado en la BBC y la CNN, fue el elegido por el presidente Alexis Tsipras para esa dura batalla.
De hecho, en su debut en la escena internacional, en su primera reunión con el presidente del Eurogrupo Jroen Dijsselbloem, a donde llegó en su moto Yamaha, su mensaje fue desafiante y claro: Atenas no cumplirá los compromisos adquiridos por el país en los planes de rescate. Lo dijo después de haberle estrechado la mano a Dijsselbloem con una de las suyas en el bolsillo mientras su camisa le salía por fuera del pantalón y quedaba tapada por la campera de cuero.
Look. Yanis no es un político, es un economista. Nacido en Atenas el 24 de marzo de 1961, estudió matemáticas, estadística y economía en  Reino Unido y, tras trabajar en Cambridge, se mudó a Sidney a dar clases donde  vivió once años. Se nacionalizó australiano, se casó, tuvo una hija, y luego, decidió volver a Grecia donde también dio clases en la universidad. Sus primera relación con la política fue con el ex presidente George Papandreu entre 2004 y 2006. Fue su asesor perod dejó el cargo criticando su falta de organización, pensamiento estratégico y bastante desencantado. Aunque en vez de alejarse de la política, se acercó. En 2010 se anunció que el país pediría un rescate financiero él comenzó a bloguear su “plan maestro” para que la deuda de los países más débiles se absorba en el seno de la Unión Europea. Y decidió incorporarse a un proyecto político que estaba en auge. En 2012, su idea sobre la reestructuración de la deuda se convirtió en un pilar del programa del partido de izquierda Syriza. Yanis y el líder del partido, Tsipras, se conocían desde hacía tiempo porque  compartían veranos en la isla de Aegina. Economía y la crisis eran temas de conversación cotidiana. En un principio, Yanis se acercó al partido sin asumir ningún cargo institucional hasta que Tsipras ganó las elecciones en enero último.
Hoy Yanis yiene alto perfil, y ya sufrió un traspié mediático. Hace un mes él y su segunda esposa aparecieron en Paris Match en un producción “estilo Caras” y fue criticado por frívolo y ostentoso. “No estoy de acuerdo con la estética de las fotos pero esa nota hizo mucho por Grecia en Francia”, dijo. También el semanario alemán Bild publicó que lo expulsarían del gobierno y él respondió: “Es un honor que Bild trate de desprestigiarme, cuánto más lo intentan, mejor duermo cada noche”.

 

Danae Stratou, la esposa del super ministro

Yanis se separó de su primera esposa en 2005. Ambos eran padres de Xenia –de entonces un año–y su mujer decidió regresar a vivir a Australia con ella. Fue un momento duro para él. Al poco tiempo conoció a su actual esposa, la artista conceptual Danae Stratou. Divorciada y con dos hijos, es una artista de renombre en Grecia por su quehacer profesional y porque proviene de una familia acomodada.
De niña le gustaba pasar tiempo con papá, Phaedon Stratos,  sus barcos y sus motos. Y prefería andar en bicicleta a jugar con muñecas. Su madre, la escultora Eleni Potaga, siempre la alentó a crear. Por eso, Danae estudió arte y diseño en Central St Martins School de Londres. “Mi madre es una mujer de blancos y negros. Y eso es tan bueno como malo. Mi padre es más conciliadora. Se compensan mucho. Se quieren y se han apoyado toda la vida”, contó. Yanis y Danae vivieron en Texas, donde ella hacía grandes instalaciones, y volvieron a Grecia por el trabajo de él. Desde entonces, caminar por la calle les resulta complicado por la popularidad de Yanis. “La gente le pide fotos todo el tiempo pero intentamos seguir una vida normal”, dijo.

 

Un “compañero” argentino

En el equipo de gobierno que integra Varoufakis hay un argentino: Kostas Isijos, también elegido por el presidente Alexis Tsipras. Isijos, es quilmeño, hincha de Independiente y su familia tuvo participación activa dentro de la colectividad.
Iraklis, su abuelo paterno fue miembro de la comunidad helénica Sócrates de Banfield, y Basilia, su madre que aún vive, llevó al teatro vecinal los clásicos griegos.
Isijos y sus padres se fueron a Canadá en los 70 donde estudió en las universidades de Toronto y de York, también hizo un año en una escuela agrícola en La Habana.
En los 80 llegó a Atenas, trabajó, militó en la izquierda, se casó y es padre de dos hijos. Hoy es responsable de las relaciones internacionales del partido gobernantes y viceministro de Defensa.



Julieta Mondet