PROTAGONISTAS CEREMONIA CIVIL

El nieto de Adolfo Bioy Casares se casó con la ex de Cristian Castro

Se trata Florencio, que eligió a la modelo paraguaya Gabriela Bo para dar el “Sí, quiero”. La gran fiesta será el 1º de noviembre.

Foto:Captura Web

Las vueltas de la vida y el amor hacen que ocurran las cosas menos pensadas y que mundos totalmente disímiles se entrelacen. Tan es así que el viernes por la tarde, el nieto mayor del célebre escritor argentino Adolfo Bioy Casares y la modelo y ex del cantante Cristian Castro dieron el sí en el Registro Civil. Se trata de Florencio Noir Basavilbaso Bioy y Gabriela Bo.

El se vistió de riguroso traje azul y ella eligió un vestido blanco y corto de broderie. Una de las testigos fue Barbie Simons, conductora de Vamos por más en radio Vale 97.5, que es íntima amiga de la modelo paraguaya. La gran fiesta será para unos 300 invitados el 1º de noviembre, el fin de semana que viene, en el exclusivo Jockey Club Argentino.

La modelo tuvo su despedida de soltera hace una semana en el sum del departamento de una amiga. A la cita asistió también Zulemita Menem. Y como no podía ser de otra manera, hubo charla, tragos, torta y cotillón alegórico. Además, sus amigas la disfrazaron de mucama y luego terminaron la noche bailando en Tequila.

Los ya marido y mujer se conocieron hace unos años en una cena con amigos en común y la química fue inmediata. Enseguida se fueron a vivir juntos a una casa en El Tigre que comparten con los dos hijos de ella de una pareja anterior.

El es amante de la fotografía y administra Rincón Viejo, un campo ubicado en la provincia de Buenos Aires que heredó de su abuelo, con quien vivió desde 1994 hasta que murió en 1999. “El era como un padre para mí. Teníamos una relación de hombre a hombre; para él, yo era como su sucesión. Como le gustaba tanto el campo me contaba las historias que había vivido desde chico. Jamás me retó, era muy difícil sacarlo de sus casillas”, contó en alguna oportunidad.

Gabriela se hizo conocida por haberse casado en 2003 con el cantante mexicano Cristian Castro para divorciarse apenas un año más tarde. Enseguida se mudó a Buenos Aires, inició una carrera como actriz y hasta tuvo el gusto de participar de la edición 2008 del “Bailando por un Sueño”. Con sus modales refinados y su lengua filosa, parecía haber llegado para quedarse. Pero finalmente dio un paso al costado. Hoy está dedicada casi exclusivamente a su familia y a la decoración de interiores, para lo cual montó su propio estudio. “Disfruto de tener una vida normal, tener a mis hijos sanos, estar enamorada”, decía hace un tiempo cuando recién comenzaba su relación con Florencio. Y cuando le consultaron sobre su estilo de vida, respondió con picardía: “Sólo estoy atada a mis dos hijos. Y a mi novio lo amo, pero bueno... ¡ya voy por el tercero!”. Y enseguida agregó con seriedad: “Me muero por casarme porque sigo creyendo en el amor”. Y el deseo se le cumplió.



Julieta Mondet