PROTAGONISTAS SIN DESLIGARSE DE CLARIN

El periodista trabajará desde Miami en un nuevo proyecto digital

Tras el fin del gobierno de Cristina Kirchner, el periodista viajará a Miami. Busca cambiar de aire por su salud y tiene proyectos propios.

Foto:Cedoc Perfil

“Año nuevo, vida nueva”, dice el refrán más remanido que pueda existir. Pero no por eso, menos cierto. Y en este caso, hace alusión a un cambio de lo más drástico. Porque el 2016 –momento en que finalice el gobierno de Cristina Kirchner– encontrará a Jorge Lanata con los pies lejos del cemento y entremezclados con la arena blanca y fina de Miami. Allí, además de cambiar de aire debido a su salud, también, al igual que su esposa, tiene sus proyectos propios.

“La idea es irse en diciembre. Ya tiene toda la casa mudada, hasta los adornos. Se va a instalar allá al menos uno o dos años y va a trabajar desde ahí, pero a partir de marzo”, dice un allegado a su círculo a este diario. El periodista tiene en mente un proyecto de contenidos digitales. Específicamente un portal de noticias internacionales que implicaría redacciones en varios países. Un megaproyecto con aportes de varios inversionistas entre los que se encontraría el dueño de los laboratorios Richmond, Marcelo Figueiras, y el empresario Martín Varsavsky.

Pero ni él ni el Grupo Clarin quieren desvincularse del todo, por lo que, ambos cerraron un trato tanto para Radio Mitre como para El Trece, los dos espacios que hasta diciembre ocupa Jorge con Lanata sin filtro y Periodismo para Todos. En el caso de la tevé, habría cerrado contrato para reaparecer con un nuevo ciclo televisivo también dominical, pero de un tenor diferente al de PPT. “Será menos informativo y más informal. Planea viajar por el mundo y venir a grabar algunas semanas a Buenos Aires. Van a ser entrevistas distendidas”, informó el periodista Angel De Brito.

En cuanto a la radio, Lanata, mantendrá desde Miami su clásico pase con Marcelo Longobardi, de 10 a 11 de modo telefónico; y la franja de 11 a 14  quedaría bajo la órbita del periodista Diego Leuco.  

Este giro de volante tan drástico, pero bien premeditado, fue provocado por su situación de salud y un 2015 agitado en esa materia. Fue este año cuando con un cuerpo agotado por sus largas sesiones de diálisis comenzó a estudiar la posibilidad del trasplante cruzado de riñón. Una opción ante la falta de un donante por el Incucai, o un familiar o amigo que presentara compatibilidad. Sucedió y el 28 de marzo se realizó el trasplante cruzado en la Fundación Favaloro. Y si bien su calidad de vida mejoró, por indicación médica, “debe bajar un cambio”.



Julieta Mondet