PROTAGONISTAS DE ROMA A HOLLYWOOD

En 2015, Francisco se sumará a la lista de papas con film propio

Las vidas de cuatro sumos pontífices fueron llevadas al cine y, bajo la dirección de Alejandro Agresti, el actor Rodrigo de la Serna comenzaría en 2014 el rodaje de la vida de Bergoglio hasta su llegada al Vaticano.

El 13 de marzo de este año, a las siete de la tarde, la fumata blanca de la chimenea de la Capilla Sixtina del Vaticano anunciaba que ya había papa. La ansiedad era insostenible, miles de fieles se apostaban, desafiando el frío y la lluvia, en los alrededores de la plaza San Pedro esperando escuchar el nombre del sucesor de Benedicto XVI: Jorge Bergoglio, dijeron, y la sorpresa embargó a todos. Por primera vez en casi 1.300 años se elegía a un pontífice no europeo. El mundo celebró la noticia. El papa del fin del mundo, el jesuita, el abanderado de los humildes, el hincha de San Lorenzo fueron algunos de los calificativos que se leyeron. Y en poco tiempo el papa Francisco, así eligió llamarse, dio cuenta del cambio que su designación significó para la Iglesia. No sólo llevó su estilo amistoso e informal, sino que también pidió a los sacerdotes que escogieran vehículos más “humildes” y hasta dijo que los homosexuales no deberían ser marginados, sino integrados a la sociedad.

De hecho, Francisco convocó más de 2 millones de peregrinos en la Jornada Mundial de la Juventud de Río de Janeiro 2013, más de lo que convocaron los Rolling Stones cuando estuvieron allí. Lo que se dice, un fenómeno. Y como tal, tendrá su propio film biográfico que, si bien aún no está delineado, ya despertó el interés del mundo.

La noticia se conoció en el Festival de Venecia, una plataforma ideal por la atención internacional, y dejó a la Argentina en el centro de la escena del cine mundial. La película se llamará Historia de un sacerdote y estará a cargo del director Alejandro Agresti, quien aprovechó dicho festival, al que asistió por su último film, Un mundo menos peor, para contar su nuevo proyecto. Estará producido por la argentina Pampa Films y la española Pentagrama y se rodará entre la Argentina, España, Alemania e Italia. Además, se hará en español e italiano y está pensado para atraer también al público no católico. “Cuando Jorge Bergoglio fue nombrado papa, le pregunté a Agresti si se animaba a contar su historia. El empezó a trabajar, investigó y escribió un guión en el que de alguna manera ficcionalizó los hechos ya documentados sobre la vida de Francisco”, contó Pablo Bossi, productor de Pampa Films.

La historia se centrará en “el lado más personal del papa Francisco, desde su trabajo en las barrios más pobres de Buenos Aires hasta la humildad con la que ha contagiado a la curia romana”, según explicó Agresti en una entrevista a la revista Variety. El director dijo que se contarán los orígenes y la evolución de Bergoglio jugando con imágenes de la elección que lo consagró papa. “Más que hacer una rápida biografía de los principales acontecimientos de su vida, me preocupa más conseguir adentrarme en este personaje singular, en su decisión de seguir su vocación, cómo combinar la fe y la razón, haber estudiado como jesuita durante 14 años antes de ser ordenado”, sumó Agresti quien, junto a su equipo, eligió a Rodrigo de la Serna para ponerse en la piel del religioso. “Es uno de los más grandes actores argentinos. Sabemos que puede componer este personaje. Y hasta tiene un parecido físico. Además, está en la edad justa para poder envejecerlo o rejuvenecerlo según las necesidades del relato”, detalló Bossi.

De todos modos, el proyecto recién está en su etapa primera. Y de hecho, aún no se han comunicado ni con el Papa ni con su familia. “Sabemos que existen mecanismos para contactarnos con él. Nos interesa que conozca este proyecto que estamos armando sin grandilocuencia y poniendo el foco en su vocación de servicio”, explicó Bossi.

PERFIL se comunicó con el sobrino del Papa, bautizado con el mismo nombre de su tío, Jorge Bergoglio, quien dijo: “Escuché algo en los medios, pero por lo pronto nadie de la producción se comunicó con nosotros. Probablemente no haya problema en colaborar, pero lo veremos llegado el caso. Dependerá del proyecto, supongo”, explicó. Aunque hasta el momento esto es sólo un proyecto, ese llamado no tardará en llegar ya que sus realizadores están muy entusiasmados. “El papa Francisco está intentando cambiar las cosas. Puede ser visto como un revolucionario e interesarles a los no católicos también”, finalizó Bossi.

 

La Iglesia para cine y TV

Entre los papas que fueron llevados a la pantalla, están Juan Pablo II, con El papa Juan Pablo II, una miniserie coproducida por Italia y Estados Unidos que hizo hincapié en su personalidad carismática; y también con Karol I. El hombre que llegó a ser papa (2005) y Karol II, El papa. El hombre. (2006), dos miniseries de la televisión italiana que abarcan la vida completa de Juan Pablo II. El papa Pablo VI también fue de interés para la industria del cine con Un papa en tempestad (2008). La historia de Juan XXIII llegó a la pantalla en 2002 con El papa de la paz, una miniserie italiana que cuenta su vida como sacerdote, destacando ciertos aspectos puntuales como, por ejemplo, su apoyo en una huelga y a cristianos ortodoxos de Bulgaria.

Pío XII fue otro papa cuya vida fue de interés para el cine. Pío XII, bajo el cielo de Roma se presentó en 2010 y muestra su desempeño en una Europa atravesada por la Segunda Guerra Mundial.



Julieta Mondet