PROTAGONISTAS PARA LA SAGA ‘ZOOLANDER’

En su debut en el cine, Justin Bieber filmó escenas en Roma

PERFIL COMPLETO

Foto:AFP
“Trabajando en algo muy grande en Europa”, escribió en su cuenta de Twitter generando intriga en todas sus fieles seguidoras, las “believers”. Hasta que esta semana se reveló el misterio: Justin Bieber hará su debut en cine en la segunda parte de Zoolander.
El encargado de dar la noticia fue el protagonista y productor del film, Ben Stiller. Lo hizo a través de otra red social, Instagram, donde también subió una foto blanco y negro en la que se los ve con Bieber bajo el hashtag #Zoolander2. En la misma el joven canadiense de 21 años imita la mirada seductora del personaje que encarna Stiller, el vanidoso modelo Dereck.
Así Bieber se suma a la lista de famosos que participarán en esta segunda parte del film. Quien también está confirmada es Penélope Cruz, que ya se dejó ver caracterizada con un mono de cuero rojo que se llevó todos los elogios. Otros de la lista son: Christine Taylor, Kristen Wiig y Fred Armisen. Cabe recordar que en su primera edición Zoolander reclutó a Paris Hilton, Lenny Kravitz, Donald Trump, Gwen Stefani, Tommy Hilfiger y Heidi Klum, entre otros, para hacer pequeñas apariciones o cameos.
Lo cierto es que, en Roma, el cantante ya comenzó a grabar las escenas que le tocan, y además rodará allí un video musical. “Todo bien. Disfrutando de Italia y agradecido con todas las personas. Gracias. Deliciosa comida”, escribió para mantener vivo el fuego de la expectativa que comenzó en la semana de la moda en París. Allí los protagonistas, Stiller y Owen Wilson, hicieron una sorpresiva aparición en pleno desfile de Valentino. Una original estrategia para promover la llegada a la pantalla grande –prevista para febrero de 2016– de la película dirigida por Justin Theroux.
Para Justin no todo fue algarabía en Roma. Mientras filmaba, la policía italiana le notificó que tenía una orden de arresto internacional emitida por la Justicia argentina por la supuesta agresión a un fotógrafo cuando estuvo en el país. Algo que él aseguró en Twitter –y para sus 63 millones de seguidores– que no son más que “rumores”.         

J.M.