PROTAGONISTAS PELEA POR EL 40% DEL PADRON

Explosión de candidatos a gobernador provoca un récord de listas bonaerenses

Si se presentaran todos los aspirantes, podrían llegar a 10 mil boletas. La mayoría responde a Massa y Scioli.

Foto:Cedoc.

“Ningún candidato a gobernador pone un presidente. Es el candidato a presidente quien pone al gobernador”, coinciden los dirigentes de las distintas fuerzas políticas que apuestan a ganar el territorio bonaerense. Quizás por ello en la carrera por la gobernación ya hay más de 16 anotados que se creen con posibilidades de ganar, aunque la mayoría no alcance el 10% de intención de voto.

La multiplicación de candidatos también se dará en los 135 distritos con las listas de postulantes a intendentes, a tal punto que si los comicios fueran hoy y llegaran todos los actuales candidatos, la elección en el cuarto oscuro se convertiría en una dura andanza para el votante.

Según los cálculos que hacen hoy las principales fuerzas (Frente para la Victoria, Frente Renovador, PRO y UNEN), estos partidos podrían llegar a presentar 500 listas, por lo que habría cerca de dos mil boletas que la Justicia debería habilitar a competir. El doble de boletas que se presentaron en la elección 2011, en la que las listas colectoras fueron la vedette.

Se llega a este cálculo asegurando que algunas candidaturas quedarán en el camino y computando sólo dos postulantes a la gobernación por partido. Sin embargo, hoy en el Frente para la Victoria existen cinco postulantes: Fernando Espinoza (intendente de La Matanza), Juan Patricio Mussi (intendente de Berazategui), Diego Bossio (titular de la Anses), Gabriel Mariotto (vicegobernador) y Santiago Montoya (titular del Grupo Bapro). Otro batallón ya se anotó en el Frente Renovador: Martín Insaurralde (diputado hoy del FpV), Gustavo Posse (intendente de San Isidro), Felipe Solá (diputado), Darío Giustozzi (diputado), Jesús Cariglino (intendente de Malvinas Argentinas), Raúl Othacehé (intendente de Merlo) y Mónica López.

En caso de que todos estos postulantes llegasen a la elección, el número de listas podría llegar a diez mil. Estos números incluyen las boletas de UNEN (que, aunque lo descartaron, los candidatos podrían ser Margarita Stolbizer y Facundo Manes) y del PRO, que hoy tiene como candidatos a gobernador a María Eugenia Vidal (vicejefa de Gobierno) y Jorge Macri (intendente de Vicente López), aunque aseguran que sólo la funcionaria porteña llegará a la elección. En los distritos, la fuerza de Mauricio Macri es la única que buscará llegar sin internas y con listas de unidad, con la presentación de una sola por municipio. Hoy poseen candidatos en cien distritos, pero en los próximos meses buscarán completar los 135 municipios (la semana que viene sumarán uno más con Jorge Simoni, el ex intendente radical que volverá a competir por la intendencia de Villarino).

En el Frente Renovador, en cambio, todos los dirigentes que quieran competir podrán hacerlo, siempre y cuando se hagan cargo de los gastos de la elección, que incluyen la impresión de sus boletas. En algunos distritos habrá hasta tres candidatos a intendente. Los armadores del massismo en la provincia de Buenos Aires ya estiman que en sólo treinta municipios habrá un solo candidato a jefe comunal, en ochenta distritos dos postulantes, y en veinte territorios hasta tres por distrito.

En el Frente para la Victoria, tal como sucede en cada elección, los alcaldes en el poder buscarán que no haya competencia, algo que pocos logran. La mayoría deberá enfrentar a distintos dirigentes en sus propios distritos.

Los candidatos presidenciales dejan competir a tantos aspirantes por interés propio: buscan reforzar sus propias internas en una provincia que contiene casi el 40% del padrón nacional y que, si la ganan, se convierte en un trampolín hacia la Casa Rosada.



Rosario Ayerdi