PROTAGONISTAS

Famosos en alerta por un hacker que publicó fotografías privadas

Un joven de 22 años se adjudicó el “atentado” que expuso imágenes hot de personajes públicos. 

Foto:Cedoc

Con el resquemor aún vivo del terrible momento que vivió Florencia Peña cuando le robaron unos videos hot de su computadora, un nuevo episodio volvió a poner a la farándula en alerta. Se sabe que el mostrar la intimidad de las personas genera morbo, y si se trata de famosos, aún más.

Esta semana, un supuesto hacker revolucionó Twitter al subir imágenes prohibidas de algunos de ellos. Coki Ramírez, Verónica Lozano, Fátima Florez, Sergio “Maravilla” Martínez y otros más fueron las víctimas. Con la bomba lanzada, este hacker prometió exhibir más material desde su cuenta –que luego cerró– y se vanaglorió de su acto en una entrevista que le realizó el periodista Sebastián Tempone en Cool Radio, de Villa Carlos Paz. Por su parte, su mamá y su abuela lo defendieron y dijeron que nada de lo que había dicho el joven era cierto; incluso ambas hablaron de que el joven no tendría la capacidad –léase inteligencia– para realizar tamaño atentado a la intimidad.

Durante la entrevista que le hizo Tempone, el joven se hizo llamar Camus Hackers, como el personaje de los Caballeros del Zodíaco. Y en tan sólo una hora –tiempo que duró la nota– escaló de 50 mil seguidores a 83 mil. Dijo que tiene 27 años y que es de Lanús, pero que vive en Palermo, y se presentó como analista en sistemas. Aclaró que trabaja de eso pero lo de las fotos es un pasatiempo.

Cuando se le preguntó por qué lo hacía, en medio de rumores que indican que las imágenes publicadas ya existían en otros sitios web, contestó: “Hace varios años que vengo con esto, tenía todo guardado. Y hace unos días se me dio por divertirme un poco, probar mis habilidades como hacker, ver hasta dónde podía llegar y qué es lo que podía conseguir”.

Contento y alardeando sobre sus habilidades, Camus insistió en que es muy fácil robarles material a los famosos. Aseguró que por medio de una conexión Bluetooth “se puede hackear la red, ingresar al teléfono y robar material. Lo más básico es filmar a los famosos desde sus propios dispositivos”. También relató su “método” para eligir a sus víctimas: “Me siento a mirar tele, me fijo en la persona que no me cae bien y actúo. A veces, hago un trabajo de ingeniería social o inteligencia, miro su perfil en las redes sociales, busco que me acepte, que me dé datos durante dos semanas, y después arranco con el trabajo en sí. También me meto en los sistemas de la Policía para borrar multas, y cobro por eso”. Además, aseguró no tener miedo a posibles represalias judiciales. “Yo estoy cubierto por gente de arriba de los famosos. Soy casi intocable. En caso de ser descubierto, tengo material de políticos que si me meten en una comisaría, levanto el teléfono y me tienen que sacar”, se animó a decir. Y sumó: “Tengo un servidor que cambia de IP cada cinco minutos para que no me localicen y trabajo con dos personas más”.

Ayer, el periodista Héctor Yemmi logró hablar con la madre del supuesto hacker, Analía, quien al reconocer la voz de su hijo en la entrevista de Tempote se quebró en llanto y lo definió como “un pelotudo que no sabe lo que hace”. A su vez, desmintió todo lo que dijo el chico y confirmó que su nombre real es Emmanuel Carlos Ioselli. Según la versión de la madre, el joven tiene 22 años, vive con su abuela paterna en Campana, no trabaja y ya cuenta con un antecedente judicial. Emmanuel estuvo preso por saqueos –“por tonto, por quedarse ahí parado”–, y luego liberado. Analía aseguró que su hijo no es hacker, que sólo tiene algunos videos de chicas del barrio y que “se hace el importante para levantárselas”. Además, aseguró que las fotos y videos que subió se los pasaron y que él le prometió que tiene su computadora limpia y que la entregará a la policía. “Mi hijo no tiene la capacidad para hacer una cosa así, no le da”, afirmó. Analía también explicó que su hijo no vive con ella sino con su abuela paterna, tras una situación familiar complicada. Esta mujer también habló con Yemmi y dijo: “Mi nieto es fóbico, vive encerrado en la casa con la computadora. Lo crié sin lujos y como pude con lo que saco de la peluquería que tengo y de la venta de pizzas que hago. No creo que él haya podido armar una cosa así”.

Por su parte, el joven no volvió a hablar ni a subir fotos.

 

Mitos y verdades de la web

El analista en sistemas y director de Cumulos.co, Andrés Cufari, aclaró algunas dudas: “Un hacker es un experto informático especialista en entrar en sistemas ajenos sin permiso. El crackeo es otra cosa y se hace para permitir el uso de una aplicación que debe ser comprada sin limitaciones como características deshabilitadas, uso por tiempo limitado, etc. Y es ilegal. Existen diversas formas de ingresar en un sistema remoto. Una práctica muy utilizada es a través de softwares denominados troyanos, que son gratis y se bajan de internet. Cualquier persona con conocimientos básicos puede emplearlos para realizar un ataque informático a una víctima: manda correos con archivos ejecutables con materiales atractivos para mirar y así la gente cae. Twitter y Facebook son muy difíciles de hackear.”



Julieta Mondet