PROTAGONISTAS POR LOS FESTEJOS DEL BICENTENARIO


Grobocopatel dio un concierto de cámara en La Usina del Arte


Foto:Marcelo Aballay
Ayer en La Usina del Arte y  en el marco de los festejos por el Bicentenario, muchos descubrieron al empresario Gustavo Grobocopatel en su faceta de cantante lírico. Allí ofreció un concierto de música de cámara junto a su profesora, la pianista Lucía Maranca.
“Vengo de Carlos Casares, lo conozco de ahí”, le comenta un asistente a otro. Mientras, un hombre mayor identifica a un rabino y le grita desde la otra punta: “Vos me casaste a mí”. En medio de ese clima de conocidos y curiosos, que ascendió a las 300 personas aproximadamente, Grobocopatel hizo su performance, para la cual se preparó mucho. El empresario sojero llegó una hora antes al lugar y enseguida se puso a ensayar para comenzar puntual.
“Lo viví muy bien. Cuando uno da un concierto y comparte sus cosas con los demás, y tenés el ida y vuelta con el público, es todo disfrute. Y además de haber mucha gente desconocida aparecieron algunos amigos que hacía mucho no veía. Estuvieron también mis padres y hermanas. Pero no muchos familiares. Estoy feliz porque la gente de La Usina me dio un lugar muy importante”, contó Grobo a Perfil apenas terminó el concierto.
“Armé el repertorio con música clásica argentina del siglo XX, intentando mostrar la variedad que hay, y la mezcla de compositores tradicionales con vanguardistas y contemporáneos. Al menos eso intenté para que la gente pueda tener acceso a obras que habitualmente no escucha y que muestran la vitalidad de nuestra culturanacional”, explicó.
Si bien pocos sabían de esta afición, el titular de Los Grobo estudia canto desde hace treinta años. “En realidad soy músico. Mi hobby es ser empresario”, dijo. Además tiene también un trío folclórico con dos amigos que se llama Cruz del Sur. También, al igual que con Maranca, conforma un dúo con el pianista Gustavo Hernández  y el 11 de agosto próximo dará un concierto en la Bolsa de Comercio de Rosario.

Redacción de Perfil.com