PROTAGONISTAS A DOS SEMANAS DE SUS POLEMICOS DICHOS


Gustavo Cordera: la Justicia lo imputó por apología del delito

a dos semanas de sus polemicos dichos

Arrepentido. El músico pidió perdón en una carta pública.
Arrepentido. El músico pidió perdón en una carta pública.
Foto:cedoc

Las expresiones que Gustavo Cordera realizó en el marco de una charla en la escuela de periodismo porteña TEA generaron debates, polémicas y fuertes críticas hacia el músico.

El extracto de la frase que motivó todo fue: “Hay mujeres que necesitan ser violadas para tener sexo porque son histéricas y sienten culpa por tener sexo libremente”.

Esto llevó también a que el Inadi (Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo) presentara una querella formal que hizo efectiva en Comodoro Py el pasado viernes 12 de agosto, sumándose a la denuncia del Consejo Nacional de las Mujeres.

Según el análisis del área jurídica del Inadi, los dichos del músico reúnen las características propias “de los que denominamos delitos por discriminación” e instigan y hacen apología de la violación.

Y según explicaron desde ese organismo, en el documento entregado al juzgado argumentaron que  “a poco que se considere lo dispuesto en el artículo 4º de la ley 17.516 que dispone que, sin prejuicio de la intervención que en el proceso penal corresponda a los fiscales, el Estado podrá asumir la función de querellante cuando se comentan contra el orden público o interés publico”. Además, entre otros pedidos, pidieron que se cite a los participantes de la charla para verificar los dichos de Cordera.


A tribunales. El fiscal federal Ramiro González requirió ayer el inicio de la acción penal contra el músico. Según detallaron varios cables informativos, el requerimiento, además, indicó como medida de prueba la obtención de las grabaciones en video y/o audio de los dichos de Cordera en la mencionada charla ante alumnos de TEA. También se pidió al juez federal Rodolfo Canicoba Corral que pida una investigación del caso que como querellante realizó el Inadi.

Por su parte, a las pocas horas de que las repercusiones por sus dichos se convirtieron en asunto nacional, el propio Cordera hizo pública una carta abierta titulada “Mujeres, perdón” y anunció la suspensión de todos sus recitales, incluso el que tenía previsto dar en el Gran Rex el próximo 9 de septiembre.

También hizo algunas declaraciones radiales en las que   declaró estar “preocupado, de alguna manera triste, porque esto se fue del lugar. Me siento un pelotudo, en realidad. Y quiero pedir perdón por eso, necesito pedir disculpas por lo que sucedió”. Y mencionó que temía por ciertas amenazas que había recibido sus dos hijas mayores.



R.P.