PROTAGONISTAS EL JUEVES NACIO SU HIJA LOLA


Ignacio Carlotto fue padre por primera vez

PERFIL COMPLETO


Foto:Cedoc
“Gracias a todos los que enviaron saludos por mi cumpleaños que fue el jueves 2, un cumpleaños sin mucho festejo como suelo hacer, porque la fecha estaba sumida en una espera que ayer llegó a su fin con el nacimiento de nuestra hija Lola, muy felices y anticipando que el año que viene juntamos los dos cumpleaños y a agarrarse!”.
Con estas palabras, Ignacio Carlotto decidió contar lo feliz que estaba de ser padre. El viernes nació finalmente Lola, la hija que Ignacio tuvo con su mujer, Celeste Madueña.
La historia parece encuadrarse dentro de una serie de simbolismos que asombran: Estela de Carlotto se convirtió en bisa-buela por cuarta vez no sólo gracias a su nieto recuperado, sino en el año en que se cumple el 40º aniversario del último golpe de Estado.
Ayer PERFIL se comunicó con Ignacio, quien prefirió no hacer declaraciones. “Lo estoy viviendo con mucha alegría, es un momento privado. En el último tiempo traté de volver a estabilizar mi vida, de ser el músico que fui en algún momento, que nunca dejé de ser, pero todo lo que pasó me sacó un poco de eje. La paternidad me centró de nuevo en ese lugar del que me había ido un poco”, le decía Ignacio a este diario en marzo pasado, cuando su mujer atravesaba el sexto mes de embarazo. Desde febrero que Celeste venía  relatando el momento feliz que les tocó vivir a través de su cuenta de Facebook. El 21 de marzo pasado subió una foto en la que se la veía con una gran panza y un texto: “Lola en camino”.
La historia de Ignacio se cuenta de capítulo en capítulo. Ignacio es hijo de Walmir Oscar Montoya y de Laura Estela Carlotto. Ambos fueron secuestrados por un grupo de tareas de la ESMA a fines de 1977, cuando Laura estaba embarazada. Luego de haber sido entregado en La Plata, Ignacio, recién nacido, fue llevado a Olavarría, donde en junio de 1978 Juana Rodríguez y Clemente Hurban lo inscribieron como hijo propio, con el nombre de Ignacio. A los 36 años, en junio de 2014, después de varias sospechas y sabiendo que era adoptado, comenzó a buscar su verdadera identidad, y en agosto de ese año, tras una comprobación de ADN hecha de forma voluntaria, se confirmó que era hijo de Laura Carlotto. Unos días después, en una conferencia de prensa, Ignacio se presentó al mundo. Allí estaba este pianista de jazz junto a su abuela. “La mejor manera de definir esto es decir que es tan extraordinaria la situación que es indefinible”, decía a PERFIL tras cumplir el primer año con su nueva identidad.

A.G.