PROTAGONISTAS UN RECREO DEMORADO

Insaurralde cumplió con Jesica Cirio y viajaron al exterior

PERFIL COMPLETO

Foto:Cedoc Perfil

El resultado adverso al kirchnerismo frustró el intento de “luna de miel” que estaba programada para apenas un día después de que se celebraran los comicios de octubre, a modo de festejo y esperado descanso. El miércoles 21, a casi un mes de ese intento fallido, y en medio del revuelo por el regreso de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner a sus funciones, finalmente Martín Insaurralde y Jesica Cirio se subieron a un avión para concretar el deseado viaje.
Si bien el plan original era festejar Halloween en Miami con amigos de la modelo y luego pasar unos días juntos en la exclusiva isla francesa de Saint Barth, con la postergación también se cambió el destino y se alteró, incluso, el orden de los factores.
Como Jesica tenía reuniones de trabajo en Uruguay, según explicaron quienes se ocupan de manejar su carrera, la pareja tomó el vuelo American Airlines 984 que salió por la noche desde el aeropuerto de Carrasco, en Montevideo, hacia una también isla francesa, menos bucólica que Saint Barth aunque igualmente pintoresca, Saint Maarten. Ahí pasarían tres días para luego recalar otros dos en Miami. Quienes compartieron vuelo con los novios dieron cuenta de lo felices que se los veía. Aunque trataron de pasar desapercibidos, no pudieron. Y desde la vestimenta lo intentaron. Ambos viajaron de sport, él de jeans, zapatillas y buzo con capucha; ella, de cómodo vestido largo negro.

Conflicto. La noticia de este viaje surgió dos días antes de las elecciones y sorprendió más a propios que a ajenos, no sólo por el hecho de tener elegir un “destino menemista” sino porque, desde el Gobierno, “travesías” al exterior como éstas no están bien vistas. Por eso se entendió que fuera la modelo quien guardara su deseo de festejar Halloween –como lo hace desde hace seis años– en Miami y comentara sobre la postergación de la “luna de miel” debido a estudios de rutina que debía hacerse el ahora diputado kirchnerista. Hubo otra versión también que indicaba un hecho sucedido en el hotel NH Tango, donde el Frente para la Victoria estaba reunido la noche electoral: allí Insaurralde habría amenazaba con no asumir su banca y seguir siendo intendente de Lomas de Zamora, y esta negociación lo obligó a quedarse en Buenos Aires y cambiar la fechas de los pasajes.
Ahora, todo eso es historia y, mientras el Gobierno reorganiza esta nueva etapa con nuevos funcionarios, Martín cambió su asiento en el colmado Salón Blanco por un escenario con palmeras, arena blanca y mar azulado junto a Cirio. Queda por ver si, a su regreso, otra escenografía lo espera... en la política



J.M.