PROTAGONISTAS VERANO 2017

Invitados vip en la fiesta de blanco de Punta del Este

Celebrities que vacacionan en la costa esteña arrancaron el año de blanco. Lavezzi, el más divertido; Del Potro, el más “perseguido”.

Figuras. Guillermo Coria, Pocho Lavezzi y Juan Martín del Potro se llevaron todas las miradas.
Figuras. Guillermo Coria, Pocho Lavezzi y Juan Martín del Potro se llevaron todas las miradas. Foto:Feedback pr

Ya es un clásico de Punta del Este. Es la fiesta que nadie quiere perderse que –en los últimos años– se ha vuelto cada vez más exclusiva en un ecosistema que cuenta cada vez con menos figuras. Se trata de la fiesta de blanco de Chandon, que se llevó a cabo el jueves por la noche. Luego de celebrar durante las últimas tres temporadas en las casas de distintos anfitriones –Valeria Mazza, Marcela Tinayre, Nicolás Repetto–, este año se llevó a cabo en Villa Nautilus, una mansión de casi 3 hectáreas y 1.250 metros de construcción.

La casa, que pertenece al empresario Austin Hearst,el nieto del William Hearst, el magnate norteamericano que Orson Wells retrató en el clásico del cine El ciudadano. También fue el refugio donde hasta hace unos días estuvieron hospedados Pampita y Pico Mónaco.

La noche del jueves unos 500 invitados la ocuparon para la celebración y, entre ellos se destacaron el Pocho Lavezzi y Juan Martín del Potro. Quienes se ausntaron fueron los “ex inquilinos”, Pico y Pampita. La feliz pareja, sin duda unas de las pocas “atracciones” que tiene esta temporada en materia de celebridades, no concurrió, según dicen, porque no habrían llegado a un arreglo económico con la marca.

Si de cifras se trata, la boedga anfitriona desembolsó entre 60 y 70 mil dólares para poder hacer el evento llevado a cabo en esta mansión de estilo marroquí que al parecer se pondrá a la venta después del verano.

Gourmet. Los invitados fueron agasajados con unos tiraditos de salmón con miel de maracuyá y cítricos, rolls, ceviche de lenguado, pinchos de pulpo a la parrilla con pimentón ahumado y crema de papas, ensalada de tomate con gremolata de almendras, reducción de aceto y albahaca, jamón glaseado con cinco especias, azúcar negra, naranjas y jengibre; bondiola ahumada casera, crema de zanahorias y cardamomo, queso Brie con membrillos asados. Los platos principales ideados por los chefs de Café Misterio, fueron merluza negra a las brasas, macerada en miso, soja y zest de naranja con crema de zanahorias con suave pesto de hierbas frescas y boniatos crocantes; y blanquette de ternera, papas crocantes, salsa de tomillo limón e hilos crocantes de zanahorias.

Entre los invitados también estuvieron Eduardo Costantini y su novia, Lucía Redeljak, Calu Rivero, Guillermo Coria, Justina Bustos, Mecha Sarrabayrouse, e Iván de Pineda. Sin dudas, los dos protagonistas de la noche fueron el Pocho y Delpo. Ambos se hicieron ver a su modo. Lavezzi fue el que más bailó y se quedó hasta el final, cuando se hizo una suelta de globos blancos. En cuanto a Del Potro, mucho más introvertido y de perfil bajo, se mostró relajado pero “custodiado” por varias mujeres entre las que no se encontraba Susana.