PROTAGONISTAS OTRA VEZ EN ESCENA

Juanita Viale se lució frente a su madre en el teatro

La sangre de los árboles fue estrenada en el teatro Picadero. Allí estuvo presente su fan número uno, Marcela Tinayre. Arriba de las tablas se anima a los besos y las escenas hot.

PERFIL COMPLETO

Foto:Movilpress

Esta semana, Juana Viale estrenó La sangre de los árboles en el teatro Picadero. Lo hizo  luego de algunas idas y vueltas que tuvo la obra después de una suspensión. “Fue una angustia tener que suspender el jueves, pero no llegó la escenografía. Suspender es terrible. Ahora ya está: parimos, estrenamos, con la familia, los amigos”, dijo la actriz.   
   Fiel seguidora suya, su madre, Marcela Tinayre, quien había estado presente en Chile y aquí, en el Teatro San Martín –durante una breve y primera temporada–, fue de la partida y aplaudió a su hija al caer el telón. El que no estuvo presente fue Diógenes Vázquez, su actual pareja, a quien todos los medios esperaban.
En la obra, Juana actúa junto a su amiga, la actriz chilena Victoria Cesperes, con quien tiene varias escenas jugadas, entre ellas, una en la que ambas se besan. “Juana es muy dispuesta al trabajo, no hay mayor virtud que ésa. Tiene notables capacidades expresivas que se pueden desarrollar mucho aún. En el escenario se admira su tranquilidad y aplomo. Tiene conciencia y control de la totalidad del espectáculo y el espectador percibe y agradece eso”, contaba a PERFIL luego del estreno en Chile el director, Luis Barrales.  
La historia de la obra explora el dilema sobre la relación de dos posibles hermanas que cruzan tiempos y enfrentan posibilidades y decisiones que se toman o no, como si todo aquello que no hicieron siguiese ocurriendo en otra dimensión de espacio y tiempo.

Recargada. Lejos quedaron aquellos tiempos en que Juana huía de los movileros a los gritos y con insultos. Si bien Viale ha vivido a lo largo de su carrera momentos poco felices que la tuvieron a mal traer con la prensa –la foto que le sacaron junto a Martín Lousteau estando embarazada de su segundo hijo con Gonzalo Valenzuela es un claro ejemplo–, ella supo adquirir, sobre todo desde este año, cierta cintura a la hora de exhibirse o tener que salir a dar explicaciones sobre sus relaciones. Ella se ha relajado e incluso toma ahora con humor el juego mediático. Este aprendizaje lo hizo, incluso, manejando la papa caliente que suele ser “Bailando por un sueño”, el lugar donde debutó como bailarina este 2015 y donde supo desarrollar un costado más popular que no había ofrecido nunca antes.
 Allí, cada vez que Tinelli “la apura” con alguna cuestión personal, ella demuestra avanzar lo justo y necesario. Sin ir más lejos, esta semana, la nieta de Mirtha Legrand confirmó la relación amorosa que tiene con el hermano de María Vázquez. “Estamos muy bien, pero me comprometés con esa pregunta”, le dijo a Tinelli, agregando con simpatía –y con cuentagotas– que Vázquez se dedica a los números, y que la relación “está recien comenzando”. Hace pocos meses, le preguntaban por Chano, su anterior pareja, y ella surfeaba la misma ola sin problemas



A.G.