PROTAGONISTAS PRIMERA DAMA AL “ROJO VIVO”

Juliana Awada, protagonista de la polémica por el “vestido colorado”

En la visita a los Trump, lució un diseño que diseñaron Micaela Tinelli y su socia Romina Pigretti, que resultó una réplica de un modelo de Carolina Herrera que usó la reina Letizia.

Modelos. Letizia y el vestido de Carolina Herrera, que usó en 2015 y en 2016. Awada con el de Ginebra, junto a Melania.
Modelos. Letizia y el vestido de Carolina Herrera, que usó en 2015 y en 2016. Awada con el de Ginebra, junto a Melania. Foto:AFP

Más allá de hablar de los limones, tratados comerciales y demás, las visitas de Estado tienen también su costado frívolo. Se sabe, Juliana Awada se destaca por su gusto por la moda y su estilo genera comentarios favorables. Y cada vez que el avión presidencial aterriza en otro país, conceptos como “cumbre de estilo”, “duelo fashion” o “desafío estético” se apoderan de los titulares de las secciones menos profundas de los medios periodísticos, y mucho más de las redes sociales. Esta vez, en su visita a la Casa Blanca, lo que suponía ser sólo un nuevo match fashion terminó siendo un papelón. En Argentina, por cierto; el mundo tiene otras preocupaciones.

Con una contrincante interesante, Juliana Awada, en vez de brillar se convirtió en target de críticas. Se sabe que Melania Trump tuvo que pasar por un coacheo intenso y varios asesores que fueran mutando su imagen de mujer sensual a la primera dama que hoy es. No obstante, para su reciente visita a la Casa Blanca, Juliana hizo una elección que la dejó expuesta a la crítica. No porque el diseño le quedara mal sino porque resultó una copia del que usara Letizia de España en dos oportunidades: en octubre de 2015 en la ceremonia oficial del Día Mundial de la Alimentación, en Milán, y luego en Madrid en abril del año pasado. Mismo color, mismo corte, y el largo de mangas como detalle diferenciador. Pero uno más importante en el universo de la moda: la firma. El de Letizia pertenece a Carolina Herrera, quien, aunque venezolana de nacimiento, vive, trabaja y presenta sus colecciones en Estados Unidos. El de Awada lleva la firma de Ginebra Buenos Aires, marca de Micaela Tinelli y Romina Pigretti, quien además es muy amiga de la primera dama. Así, Awada perdió oportunidad de volver a destacarse en el sitio web de Vogue Estados Unidos, como sí le había sucedido en ocasión de la primera aparición pública con Letizia en el viaje a España.

Polémica. Según se informó a PERFIL el jueves, el diseño de Ginebra fue realizado a medida y no estaba a la venta. Ayer, ante la sucesión de comentarios sobre “la copia, el parecido, la inspiración” que ese diseño tenía con el de Carolina Herrera, Ginebra emitió un comunicado en su defensa: “El conjunto de Juliana es estilo Peplum, que es un estilo superclásico, que entra a la moda en los 20 de la mano de Vogue, con una guía de cómo hacerlo. A lo largo de la historia lo han hecho, cada uno con su sello y adaptando el estilo, Chanel, Dior, Ralph Lauren, Carolina Herrera y muchos más. Lo han usado reinas, princesas como Lady Di, Jackie Kennedy, Máxima de Holanda, Kate Middleton, hasta figuras del jet set internacional. Las siluetas como éstas se adaptan. Ginebra tuvo el orgullo de vestir a la primera dama y eligió este estilo por lo clásico (la falda tubo a la rodilla es protocolar) y el color porque es tendencia. El traje, en un primer momento, iba a ser crudo y negro con flores bordadas y otras mangas, Ginebra se caracteriza por la sastrería y los bordados, pero después todo cambió consensuado con la primera dama y porque era un encuentro al mediodía”.

El comunicado incluyó, entre muchas imágenes para sostener esa explicación, los bocetos que Tinelli y Pigretti idearon para el outfit protocolar de Juliana Awada .

La insistencia de que “no era una copia” quedaba neutralizada ante la confrontación de las imágenes de ambas mujeres –Letizia y Juliana– con los vestidos colorados. Un diseño inspirado en tamaño detalle en uno de Carolina Herrera no pasó desapercibido para quienes en Argentina estudian y viven de la moda.

Al parecer, movido por el revuelo que ayer hubo en las redes sociales, Marcelo Tinelli tuvo que salir a “bancar” a su hija con el tuit: “Chanel, Dior, Ralph Laurent,Carolina Herrera, Ginebra. Todas marcas que adaptaron el estilo peplum en vestidos. Felicitaciones”. Luego se sumó Candelaria: “La respuesta a todos los giles”, junto a un posteo en el que se lee una frase de Pablo Picasso: “Los malos artistas imitan, los grandes artistas roban”.

Ginebra no es la única marca local que se “inspira” en firmas internacionales. Quizá la diferencia es que muchas de ellas se ocupan de vender, no de discutir lo que es obvio. 



Temas: